23 de octubre de 2020
18 de diciembre de 2009

Trabajadores y afiliados de la ONCE se manifiestan mañana en Madrid por su "dignidad y derechos"

MADRID, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

Trabajadores y afiliados de la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) están convocados por CCOO, AS y PUEDO, los grupos de oposición Alternativa Social y Plataforma Unitaria de Encuentro para la Democratización de la ONCE, junto con los sindicatos CSIF y USO a una manifestación que tendrá lugar mañana a partir de las 11,00 horas en Madrid bajo los lemas 'Por la Dignidad y los Derechos en la ONCE' y 'Para recuperar la Democracia y el Compromiso Social de la ONCE'.

En la convocatoria, que terminará ante el Consejo General de la organización, participará personal proveniente de todo el territorio nacional y supone el colofón de un proceso de movilización mantenido desde hace varios meses con concentraciones ante las sedes provinciales de la ONCE.

Según indicó la entidad en un comunicado, las razones de la movilización son las "importantes agresiones" de su Dirección a los derechos laborales, a la dignidad de las personas y al compromiso social institucional que se concretan en la implantación de una "doble escala salarial" que condena a los vendedores de nueva contratación a cobrar un "30 por ciento menos" de salario.

Asimismo, el cierre generalizado de centros de la ONCE en todo el territorio nacional que deja "sin presencia" institucional provincias enteras como Zamora, Ávila o Soria, lo que, según explicó la organización, "precarizará la prestación de servicios a las personas ciegas y ciudadanía en general".

Finalmente, las razones que llevan a realizar este acto son el despedido de vendedores "por no alcanzar una productividad mínima desproporcionada con la realidad comercial de la ONCE", la "no contratación" de personas ciegas por considerar "que sus dificultades de movilidad las hace poco productivas", la retirada de quioscos por considerar "más importante" el coste de mantenimiento que la salud laboral de su personal vendedor y las "presiones mediante amenazas de despido, retirada del quiosco o sanción disciplinaria" por no alcanzar la productividad fijada", una situación que, según matizó ONCE, "conlleva bajas por estrés o depresión, siendo un posible factor de riesgo psicosocial de los numerosos suicidios que se están produciendo".