23 de enero de 2020
  • Miércoles, 22 de Enero
  • 14 de abril de 2010

    La UE expedienta a España y le da un plazo de dos meses para cumplir la Directiva Marco de Agua

    MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

    España tiene un plazo de dos meses para corregir las deficiencias en el cumplimiento de la Directiva Marco del Agua que ha motivado la apertura de un dictamen motivado de la Unión Europea tras la queja presentada por la organización ecologista WWF.

    Por su parte, fuentes del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino explicaron a Europa Press que las autoridades españolas están "trabajando en ello" con el fin de corregir las "cuestiones que hubiera pendientes" y conseguir mejorar "en lo que sea posible" la política de aguas del gobierno y, "desde luego, en cumplir los requisitos de la legislación comunitaria en materia de aguas".

    Así, la Comisión Europea incorporó al procedimiento de infracción abierto contra España la queja de la organización, que denunció "varias carencias" en la política española de aguas y que recuerda que, en caso de no solucionar "la defectuosa transcripción de la normativa europea a la legislación española", la Comisión podría decidir presentar una demanda ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en Luxemburgo.

    Según informó WWF, la queja fue interpuesta a finales de 2007 ante la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea, porque no se había realizado una transposición correcta de la Directiva Marco del Agua (DMA), en lo que se refiere a los objetivos ambientales de la citada Directiva, "poniendo en peligro tanto la mejora de la calidad de los ríos, acuíferos y humedales, como la aplicación de otras normas comunitarias en materia de medio ambiente (Directivas de Hábitat, Nitratos, Calidad del agua de consumo, etc.)".

    En su escrito, la ONG también insistía en que España no había delimitado completamente las cuencas hidrográficas situadas en su territorio nacional, concretamente la cuenca del Júcar y las internas de la Comunidad Valenciana.

    Igualmente, denunció ante la UE la falta de medios técnicos "adecuados" para la depuración de las aguas y pide que se adopten unas normas de calidad química que permitan el seguimiento del estado ecológico y químico de las aguas superficiales, así como la clasificación y comunicación del estado ecológico de los ríos, acuíferos y humedales.

    "La política de aguas de España es insostenible ya que falta controlar la demanda y sigue habiendo extracciones ilegales y este recurso esencial se despilfarra continuamente", apostilló el secretario general de WWF España, Juan Carlos del Olmo, al tiempo que reclamó una "necesaria" planificación "adecuada" que tenga en cuenta los caudales ecológicos de los cursos de agua y que se cumpla Directiva Marco del Agua.