9 de agosto de 2020
29 de julio de 2009

Varias ONG viajan a la frontera con Nicaragua para atender a cientos de personas bajo emergencia humanitaria

La mayoría de estos hondureños está atrapado entre retenes militares y carecen de alimento, agua o refugio

MADRID, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de 40 cooperantes pertenecientes a distintas ONG hondureñas y extranjeras están viajando hacia la región de El Paraíso, en la frontera con Nicaragua, para atender a cientos de personas que han llegado a ese lugar siguiendo el llamamiento del presidente depuesto Manuel Zelaya y que ahora mismo se encuentran en situación de emergencia humanitaria al carecer de alimentos, agua o refugio.

En conversación telefónica con Europa Press, el representante de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Mauricio Valiente, explicó que aproximadamente 300 personas se encuentran en "situación de desatención" debido a que el Ejército hondureño ha ido instalando piquetes en el camino hacia la frontera y ahora la población no tiene libertad de movimiento.

Según Valiente, muchas de estas personas que están varadas en la frontera son miembros de organizaciones sociales que fueron caminando hasta allí después de que Zelaya anunciara su entrada en el país prevista para el pasado viernes. En este camino, añadió, se han ido topando con puestos instalados por el Ejército y uno de éstos fue responsable de la muerte de un joven de 22 años hace sólo unos días.

En un comunicado, Ecologistas en Acción explicó que el joven Pedro Magdiel Martínez Salvador era miembro de la Asociación Cristiana Juvenil. Fue arrestado por la Policía y el Ejército el pasado viernes cuando se dirigía a la localidad de El Paraíso, en la zona fronteriza, para participar en las manifestaciones de apoyo Zelaya.

Su cuerpo fue encontrado el sábado "en un terreno baldío cerca del destacamento policial de El Paraíso y testigos indicaron que habrían visto señales de tortura", añade el comunicado, que indica que el periódico local 'La Tribuna' publicó una foto en la que aparece el joven siendo arrastrado por un militar.

Para el responsable de CEAR, la situación en que se encuentran estos cientos de personas es como la de un "campo de concentración", por lo que el grupo de ONG, constituidas en la Misión Internacional de Solidaridad, Observación y Acompañamiento a Honduras, se dirigen a la frontera con el objetivo de saber cómo están y prestarles asistencia.

"MOVILIZACIONES PERMANENTES"

Por su parte, Ecologistas en Acción señaló que en diferentes partes de la carretera que conduce de Tegucigalpa a la frontera hay "cientos de personas atrapadas entre retenes militares de comandos del Ejército y la Policía Nacional, especialmente en las comunidades de Alauca y Arenales, a unos diez kilómetros de la frontera de Las Manos, sufriendo hambre, sed y frío, ya que habitan a la intemperie en esa carretera".

"Más de 1.000 personas afrontan una real emergencia humanitaria, dado que el Ejército y la Policía impiden a los manifestantes recibir alimentos y agua, lo que está poniendo en grave riesgo su salud", alertó la ONG.

Cuando se cumple exactamente un mes del golpe de Estado, Valiente afirmó que en Honduras hay una "movilización social muy fuerte" y un rechazo generalizado al derrocamiento de Zelaya. Por ello, aseguró que las "movilizaciones son permanentes". Aunque explicó que éstas no afectan, "en apariencia", a la vida cotidiana de los hondureños, sí consideró que "la situación es muy alarmante".

La Misión Internacional de Solidaridad, Observación y Acompañamiento a Honduras, en la que participan redes, movimientos sociales, ONG, organizaciones de Derechos Humanos y responsables políticos de Europa y América Latina, está organizada por la Red Birregional Europa, América Latina y el Caribe 'Enlazando Alternativas'.

La Misión Internacional se ha reunido hasta ahora con el Comité para la Defensa de los Derechos Humanos en Honduras (CODEH), el Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), el Centro de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de las Víctimas de la Tortura y sus Familiares (CPTRT), FIAN-Internacional, la Coalición Hondureña de Acción Ciudadana (CHAAC), ha visitado la sede del Sindicato de Trabajadores de Bebidas y Similares (STIBYS), y ha acompañado una protesta del Frente Nacional Contra el golpe de Estado.