23 de septiembre de 2019
27 de mayo de 2015

WWF avisa de que 140 especies halladas en 2014 en Asia están en peligro

WWF avisa de que 140 especies halladas en 2014 en Asia están en peligro
WWF

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

WWF ha presentado informe sobre la situación de 139 especies descubiertas por científicos en 2014 en la región del Gran Mekong, en el sureste asiático y que ya están en situación de peligro.

Así, el informe 'Mekong mágico' evalúa especies "bellas y raras" como un murciélago con colmillos de pesadilla, una sigilosa serpiente lobo, una avispa 'dementor' y el segundo insecto más grande del mundo.

En total se describe la situación de 90 plantas, 23 reptiles, 16 anfibios, 9 especies y un mámífero. Entre ellas se incluye a un coral con plumas cuyo pariente más próximo vive en África, cuatro polillas bautizadas con el nombre de princesas tailandesas y una rana espinosa que cambia de color.

En total en la zona, que abarca Camboya, Laos, Myanmar, Tailandia y Vietnam, se descubre una media de tres nuevas especies cada semana y, con estas últimas 139 se han conocido 2.216 especies nuevas entre 1997 y 2014.

En este contexto, el director de conservación de WWF-Gran Mekong, Teak Seng, ha destacado que los ecosistemas "únicos" del Gran Mekong "nunca dejan de regalar" y dan refugio a un "verdadero tesoro" de especies y benefician a millones de personas en la región.

Entre las curiosidades figura el nombre de la avispa Ampulex dementor de Tailandia fue elegido por votación popular, viene de los personajes de los libros de Harry Potter. La avispa paraliza a sus presas con veneno antes de devorarlas vivas.

El segundo insecto más grande del mundo, un bicho palo que mide 54 centímetros, se encontró a menos de un kilómetro de un pueblo en el norte de Vietnam. También se descubrió una serpiente lobo con una piel que recuerda a un murciélago y le ayuda a mimetizarse con la corteza de los árboles y el musgo característico de su hábitat en Camboya. O el aterrador Hypsugo dolichodon, un murciélago de enormes colmillos que sin embargo tiene más razones para sentir miedo del ser humano, ya que su hábitat en Laos podría perderse por la construcción de presas y canteras.

Sin embargo, el informe alerta de que los científicos responsables de estos descubrimientos sienten que luchan "a contrarreloj" para documentar estas especies y luchar por su protección antes de que desaparezcan.

Otra de estas especies que puede estar en apuros es la salamandra cocodrilo, ya que su principal núcleo reproductor está amenazado por un proyecto de construcción y por que ya existe demanda del comercio itnernacional de mascotas, con dos de ellas encontradas en algunas tiendas de mascotas de Asia. También se ha detectado que se está comerciando con dos nuevas especies de orquídeas.

"Sólo hemos arañado la superficie de lo que se puede descubrir en el Gran Mekong", ha dicho en director del programa global de especies de WWF, Carlos Drews--. "Sin embargo, mientras se están descubriendo especies, hay intensas presiones que están causando graves daños en la biodiversidad de la región. Es inevitable preguntarse cuántas especies habrán desaparecido antes incluso de que se hayan descubierto".

PROYECTOS QUE AMENAZAN

El documento explica que a las presiones propias del entorno, la construcción de algunas infraestructuras pone en peligro este ecosistema. Entre ellas figuran un nuevo cruce fronterizo y una carretera que se han propuesto levantar en el bosque protegido Mondulkiri de Camboya; dos presas insostenibles en Laos; tasas de deforestación crecientes y la caza furtiva.

Por ello, la ONG cree que es "imprescindible" conseguir un compromiso para proteger los hábitats clave para la fauna salvaje, a través de la cooperación transfronteriza para tomar decisiones sostenibles en cuestiones como la ubicación de las grandes infraestructuras como presas o carreteras.

"Ver estos increíbles nuevos descubrimientos de especies, de una rana espinosa que cambia de color al reptil número 10.000, me da esperanzas sobre el futuro del Gran Mekong", ha añadido Drews, que cree que a través de estas investigaciones, entrenando a los guardabosques, WWF tratan de asegurar que estas especies y las que quedan por descubrir sean protegidas para las futuras generaciones.

Para leer más