13 de agosto de 2020
2 de febrero de 2009

Una activista iraní comienza su condena en prisión por participar en una manifestación

TEHERÁN, 2 Feb. (Reuters/EP) -

Una activista iraní, Alieh Eghdamdoust, ha comenzado ya su condena de tres años de cárcel por tomar parte en una manifestación celebrada en junio de 2006 en la que se pedían más derechos para las mujeres, según informó este lunes otra activista.

Eghdamdoust está entre las 70 personas arrestadas durante esa manifestación, que se desarrolló en Teherán, pero es la primera sentencia que se ejecuta, según la activista Sussan Tahmasebi.

Eghdamdoust fue la primera sentenciada a tres años y cuatro meses de cárcel, además de 20 latigazos. Esta condena fue reducida posteriormente por tribunal de apelación a tres años de cárcel. "Comenzó su condena ayer", confirmó Tahmasebi, quien también está apelando contra una sentencia de dos años parcialmente suspendida por la misma manifestación.

De aquellas personas que fueron arrestadas durante la manifestación, 14 fueron acusadas de delitos, incluido el de repartir propaganda contra el sistema de Gobierno. La Policía aseguró que la manifestación era ilegal ya que los activistas no tenían permiso. Tahmasebi alegó que las manifestaciones pacíficas están permitidas bajo la Constitución de Irán. Por su parte, la judicatura no realizó ningún comentario.

Los activistas aseguran que las mujeres en Irán están bajo una discriminación institucional que las convierte en ciudadanos de segunda clase en temas como el divorcio, la herencia, la custodia de los hijos y otros aspectos, aunque tienen derecho legal a acceder a la mayoría de trabajos y pueden votar.

Tahmasebi ha señalado que al menos 47 activistas han sido detenidos en relación con la campaña, incluidos tres el pasado viernes, aunque la mayoría son puestos en libertad después de unos pocos días o semanas.