13 de agosto de 2020
22 de marzo de 2020

Agua e higiene para combatir el coronavirus

Agua e higiene para combatir el coronavirus
Mothers in South Sudan fear for their children as neighboring countries confirm cases of COVID-19 - WORLD VISION

   

El coronavirus en España y en el mundo, en directo

El Día Mundial del Agua, que este año se centra en el binomio Agua y Cambio Climático, se celebra este 22 de marzo

   MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

   ONG han alertado de que proyectos de agua, servicios rutinarios de salud, nutrición infantil, saneamiento e higiene pueden quedar interrumpidos por el covid-19 en los contextos más frágiles del mundo en el marco del Día Mundial del Agua, que este año se centra en el binomio Agua y Cambio Climático, y que se celebra este 22 de marzo. Asimismo, ponen el foco en la importancia de preservar este recurso ya que la higiene está relacionada con el éxito en la lucha contra la pandemia.

   En el caso de World Vision, alerta de la más que probable anulación de la carrera mundial por el agua, la Global 6K For Water, que se realiza en casi 30 países. En España, esta iniciativa está programada para el próximo 3 de mayo de 2020, con el objetivo de acercar el agua potable a las familias más vulnerables. El año pasado participaron más de 64.000 corredores de 30 países, logrando una recaudación de 3,8 millones de dólares para proyectos de agua, saneamiento e higiene y beneficiando a más de 75.000 niños y familiares.

   "No podemos dejar de preocuparnos por los miles de niños que se verán afectados por la anulación de la carrera ya que los proyectos de agua, saneamiento e higiene se podrán ver gravemente afectados por la falta de financiación que esperábamos recaudar en este evento global. Y los niños y niñas no pueden esperar un año sin agua potable", ha afirmado el CEO de World Vision España, Javier Ruiz.

   Por otro lado, la ONG denuncia que, a medida que los sistemas de salud centran los recursos económicos y personales para cuidar del creciente número de adultos que están enfermos con covid-19, los servicios rutinarios de salud, nutrición infantil, y agua, saneamiento e higiene pueden quedar en espera o dejar de contar con los recursos necesarios en un momento en el que la importancia de la higiene y el lavado de manos para prevenir la expansión del coronavirus.

   Así enumera varios proyectos --como un sistema de tuberías de agua alimentado por gravedad en Kenia, la habilitación de sistemas de agua comunitarios para los refugiados sirios, o pozos que proporcionan agua para las clínicas y hospitales en Malí, entre otros-- que, ante la ausencia de fondos, podrían quedar parados, dejando sin agua limpia, saneamiento e higiene a los niños y niñas, sus familias y sus comunidades en los países menos favorecidos.

SIN PODER LAVARSE LAS MANOS EN HOSPITALES

   Por su parte, UNICEF señala que el 16% de los hospitales y centros de salud de todo el mundo no tienen instalaciones de lavado de manos, una respuesta adecuada para frenar la transmisión del virus y atender a los enfermos. En África Subsahariana, por ejemplo, un 63% de la población de las zonas urbanas, unos 258 millones de personas, carecen de acceso a instalaciones para lavarse las manos. Un 47% de los sudafricanos que viven en zonas urbanas, o, lo que es lo mismo, 18 millones de personas, carecen de instalaciones básicas para lavarse las manos en su hogar.

   "Esto es especialmente preocupante en los países con sistemas de salud ya frágiles antes de la llegada del virus", explica la responsable de Programas de UNICEF España, Blanca Carazo. "En esos lugares donde ya sufren carencias en las infraestructuras, equipamientos y personal médico, puede ocurrir que, ante otras enfermedades, la atención médica no esté disponible o que se interrumpan servicios esenciales como las vacunaciones. También nos preocupa el efecto que pueda tener el COVID-19 en niños y niñas debilitados por la desnutrición, el VIH o las enfermedades respiratorias", añade.

   En la misma línea, Alianza por la Solidaridad-Action Aid subraya el impacto que la crisis del coronavirus ya está teniendo en los países en desarrollo en los que trabaja y cuyos sistemas sanitarios y sociales no están preparados adecuadamente para enfrentarse a la pandemia, lo que podría agravar la situación de poblaciones que ya sufren carencias fundamentales en sus derechos más básicos.

   En este punto, recuerda que el coronavirus ya ha llegado a más de 30 países de África, ha cerrado fronteras en toda América Latina y confinado a personas en Oriente Próximo, regiones donde trabaja la organización por lo que Alianza por la Solidaridad insiste en la importancia de incrementar la ayuda humanitaria y el desarrollo en lugares donde los sistemas sanitarios son "débiles y deficientes".

   En cuanto a Acción contra el Hambre, indica que ha puesto a disposición del Gobierno de España a su equipo de expertos en salud pública y saneamiento y promoción de higiene, profesionales con amplia experiencia en la lucha contra epidemias sobre el terreno como el cólera, el sarampión o el ébola.

   "Aunque esperamos que el confinamiento actual tenga un papel decisivo para frenar la cadena de contagios, extremar las medidas higiénicas es fundamental para cortar las vías de transmisión, exactamente igual que en otras epidemias en el terreno, y estas prácticas se deben continuar en el tiempo, a pesar de que remita el brote", ha detallado el responsable de los programas de Agua, Saneamiento e Higiene en Acción contra el Hambre, Pablo Alcalde.

   Alcalde precisa que "una propuesta sencilla como la instalación de sistemas de lavado y desinfección en los principales lugares de contacto, como mercados y supermercados, y en las zonas donde los medios no sean suficientes podría ser clave para derrotar definitivamente este virus una vez superada la crisis actual".

LLAMAMIENTO A CIUDADANÍA Y EMPRESAS

   Por otro lado, desde Fundación Aquae anima a la sociedad civil a ser también partícipe en la lucha contra la crisis climática con un conjunto de consejos para la ciudadanía al tiempo que, en alianza con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos

   (OCDE), ve imprescindible para solucionar los retos del agua, agravados por la crisis climática, un cambio de cultura en la gestión de su demanda para que los diferentes niveles del gobierno, las empresas y la sociedad civil contemplen el agua como un recurso limitado y

   valioso que es necesario proteger.

   Las empresas también se han unido a este llamamiento y por ejemplo, desde Vincci Hoteles instan a la sensibilización y recuerdan que cada año calculan la huella hídrica de la compañía con el objetivo de lograr mayor eficiencia y una reducción en el consumo, y que este 2020 continuará avanzando en su proyecto 'Agua Km 0', que quedará implementado a lo largo del año en el 50% de sus establecimientos promoviendo el consumo de agua de proximidad local y de una mayor calidad gracias a un sistema de filtrado.

    Por su parte, la compañía internacional de tecnología y gestión del agua XYLEM ha anunciado que ha instalado en China bombas de aguas residuales y estaciones de bombeo en hospitales con enfermos de coronavirus mientras que en Camboya ha construido dos torres de agua para 3.800 habitantes de aldeas remotas del país.

    Actualmente en el planeta viven más de 7.700 millones de personas, de las cuales 2.100 millones (3 de cada 10) carecen de acceso a agua potable y disponible en el hogar y 4.500 millones (6 de cada 10) no disponen de un saneamiento seguro; para 2050, las proyecciones de la OCDE señalan un aumento de la demanda del agua en un 55% (respecto al año 2000), lo que se espera siga exacerbando estas tendencias de estrés hídrico. En concreto, para 2050 se prevé que 240 millones de personas continúen sin acceso a agua y 1.400 millones, sin servicios básicos de saneamiento.

   Las proyecciones de la OCDE muestran que el 40% de la población mundial vivirá en cuencas hidrográficas con escasez de agua de aquí a 2050. También prevé que el número de personas en riesgo de inundaciones aumente de los 1.200 millones de la actualidad a alrededor de 1.600 millones en 2050 (cerca del 20% de la población mundial), según Fundación Aquae.