23 de septiembre de 2019
27 de mayo de 2015

Interior dice que la cuota de refugiados "no resuelve el problema"

Afirma que el año se cerrará con 10.000 solicitudes de asilo

Interior dice que la cuota de refugiados "no resuelve el problema"
EUROPA PRESS

   MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

   El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, considera que el sistema de distribución por cuotas de los refugiados llegados a Italia o rescatados en el Mediterráneo que se está fraguando en la Unión Europea como respuesta a la crisis humanitaria en la región "no resuelve el problema" y "puede provocar un efecto llamada importante".

   "En mi opinión es una política que no resuelve el problema, porque lo que hace es redistribuirlo, y eso sin perjuicio de que pueda generar un efecto llamada muy importante porque las mafias criminales existen y son malos pero no tontos y saben que si se está redistribuyendo a esas personas, no se está atacando el problema de fondo y por tanto, a lo mejor estamos incentivando a que pongan a más personas todavía en esa situación", ha señalado.

   Fernández Díaz planteaba esta reflexión durante el debate de una interpelación urgente planteada en el Congreso por el diputado de Izquierda Plural Joan Coscubiela sobre la posición del Gobierno en relación al "drama humanitario" que se está produciendo en el Mediterráneo y las propuestas elevadas desde Bruselas en consecuencia, como la de que cada país reasiente en su territorio a un número determinado de personas calculado en función de variables como su PIB.

   Para el ministro, si se ha de hablar de redistribución de personas con derecho de asilo, hay que "hacerlo en serio" tomando en cuenta otros elementos, como el nivel de desempleo. "El paro que tenemos en España entre los nacionales y entre los extranjeros es extraordinario. Es evidente que si hemos de asumir a algunas de esas personas les hemos de tratar con la dignidad que merecen. Hay que ponderar si estamos en condiciones de darles esa acogida", ha señalado.

   En esta línea, ha incidido en que no todos los Estados miembros de la UE "realizan el mismo esfuerzo para contener la inmigración irregular" pues mientras unos, entre los que ha incluido a España, hacen "esfuerzos ingentes", otros "no están realizando esfuerzos apenas" y es algo que a su juicio, hay que "tener presente".

   Sobre este "esfuerzo" de España, ha destacado que gracias a una política basada en "prevención en origen, cooperación operativa, lucha contra las redes criminales y mejora de la gestión de fronteras tanto en la UE como en países de origen y tránsito" la situación hoy "es bien distinta" a la de 2006, durante la llamada crisis de las pateras.

   "Ya no se produce drama humanitario ni en la fachada atlántica, ni en el Estrecho ni en el Mar de Alborán porque España ha hecho sus deberes en la materia y estamos con nuestras políticas evitando dramas humanitarios como los que se produjeron en 2006 en la fachada atlántica, que fue una hecatombe la cantidad de senegaleses, mauritanos y de otras nacionalidades que se ahogaron", ha asegurado.

   Ha reconocido en este contexto, que "está sellada la fachada atlántica y el resultado es que inmigrantes que antes morían en el Atlántico ahora están llegado a Italia o muriendo en el Mediterráneo central". "Si no hiciéramos lo que estamos haciendo el drama estaría en la fachada atlántica, en el Estrecho y en el Mar de Alborán no en el Mediterráneo central", ha sentenciado.

10.000 SOLICITUDES DE ASILO

   En materia de refugiados, ha afirmado que "este año se espera llegar a las 10.000 peticiones de asilo, duplicando las del año anterior" y ha recordado que en aplicación del Reglamento de Dublín, España se debe hacer cargo de quienes entraron por su territorio, aunque cursen la solicitud en otro Estado miembro. El año pasado, según ha dicho, se atendieron "más de 5.000 requerimientos de este tipo, duplicando las cifras de asilo que se habían registrado".

   "Hay algún país que invocando el Reglamento de Dublín ha devuelto a España a esas personas. No hagamos comparaciones de países, pero España no tiene que avergonzarse en absoluto de lo que está siendo su política de asilo y protección internacional. Y que desde 2012 se han ido duplicando cada año las cifras del año precedente", ha señalado.

   Para Coscubiela, que someterá a votación la segunda semana de junio una moción consecuencia de esta interpelación, mientras el Mediterráneo se ha convertido en una fosa para decenas de miles de personas, Europa responder "escondiéndose y encastillándose" con una respuesta que llega "tarde y con un enfoque limitado a la seguridad, que ignora las causas de los problemas que provocan en desplazamiento forzoso".

   En este contexto, el Gobierno "se presenta como damnificado mientras esconde a la ciudadanía que los países de la UE han acogido a 49.000 personas de las España que sólo ha dado asilo al 0,9%", incumple "sistemáticamente" su propia legislación sobre protección internacional y continúa "ejerciendo una labor de tapón y bloqueo" en sus frontera sur "dejando que la gente muera en el mar o sea reprimida en Marruecos".

   El diputado ha acusado al ministro de "xenofobia de clase" porque a su juicio perjudica a los inmigrantes pobres dificultando la reagrupación familiar, permitiendo la caída en irregularidad de personas con larga trayectoria laboral normalizada en España y dificultando el acceso a la nacionalidad española, mientras concede la residencia a grandes inversores extranjeros. Le ha reclamado que "haga política social para todos" y una "política migratoria que pueda llamarse así".

Para leer más