9 de abril de 2020
6 de febrero de 2018

Save the Children pide que el Protocolo de Menores Extranjeros no Acompañados deje de utilizarse para determinar la edad

Save the Children pide que el Protocolo de Menores Extranjeros no Acompañados deje de utilizarse para determinar la edad
EUROPA PRESS/REMITIDO

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Save the Children pide al Gobierno que modifique el Protocolo Marco de Menores Extranjeros no Acompañados para que sirva únicamente como herramienta de coordinación entre los agentes implicados en el proceso de acogida y que ningún niño que tenga un documento que acredite su identidad deba pasar por una prueba de determinación de la edad.

Para ello, sería necesario derogar el apartado Sexto del Capítulo II del Protocolo Marco sobre determinadas actuaciones en relación con los Menores Extranjeros No Acompañados. "Ante la duda, se les debe considerar menores porque de lo contrario se puede dejar a niños en la calle o en riesgo de ser expulsados a su país", subraya la ONG.

Además, reclama que se garantice en dicho Protocolo la asistencia letrada al menor desde su identificación, que se le informe sobre el procedimiento y sus consecuencias antes de recabar su consentimiento o negación.

Así lo pide Save the Children después de que este lunes 5 de febrero el Tribunal Supremo rechazara el recurso de casación interpuesto por la Fundación Raíces contra el Protocolo Marco sobre Menores Extranjeros No Acompañados por considerarlo una norma interna.

Actualmente, el protocolo, además de como herramienta de coordinación, también se usa para determinar la edad del menor que llega a España y decidir si los documentos de determinación de la edad, como pasaportes o certificados de nacimiento, son o no válidos.

Según advierte Save The Children, en la práctica, con este protocolo, se deja al criterio de la Policía o la Fiscalía el tener o no en cuenta los documentos aportados y se recurre a la realización de pruebas médicas para determinar su edad, una prueba que es "poco fiable" y "que suele determinar la mayoría de edad de una persona que no lo es", según señala la ONG.

Según la Ley de Extranjería, la realización de pruebas médicas debe ser el último recurso para determinar la edad de un menor y deben considerarse como válidos y prioritarios los documentos aportados.

"Si, como ha dictado el Tribunal Supremo, este Protocolo solo debe servir como pauta de coordinación interna, pedimos que se tome como tal, se modifique para que cumpla únicamente esa función y que prime la Ley sobre este protocolo. Es decir, que se tengan en cuenta los documentos de los menores extranjeros no acompañados por encima de las pruebas médicas y que todos los menores que llegan solos a España cuenten con asistencia letrada durante todo el proceso de acogida", pide la directora de Sensibilización y Políticas de Infancia de Save the Children, Ana Sastre.

La aplicación de este protocolo, según precisa, deja a los niños "en una situación de desprotección", ya que "en la mayoría de las ocasiones se determina que son mayores de edad, pero sus documentos indican lo contrario, por lo que no pueden acceder a ninguno de los servicios públicos, quedando en un limbo jurídico que les deja en una situación de absoluta exclusión social".

Para leer más