22 de noviembre de 2019
  • Jueves, 21 de Noviembre
  • Miércoles, 20 de Noviembre
  • 24 de octubre de 2019

    El 'sinhogarismo' tiene rostro de mujer

    El 'sinhogarismo' tiene rostro de mujer
    Persona sin hogar durmiendo en un banco en la calleEUROPA PRESS

       Inma, 4 meses durmiendo en la calle: "Pasas mucho frío y miedo"

       MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

    En España hay unas 40.000 personas en situación de sinhogarismo, de las cuales en torno a un 16% son mujeres, un colectivo "invisibilizado" que ha aumentado en los últimos años.

    "Está habiendo un aumento tanto en los recuentos de calle como en las cifras que nos da el INE sobre utilización de los servicios para personas sin hogar, unas 18.000 personas al día, y hay un incremento del 10% respecto al año 2016, con lo cual, en ese incremento también hay rostros femeninos", según ha apuntado el responsable de la Campaña de Personas Sin Hogar en Cáritas Española, Enrique Domínguez.

    Esa invisibilidad se da, según ha añadido la vicepresidenta de FACIAM, Julia Almansa, por ese peso de los varones en la calle. "El trabajo no se ha hecho con perspectiva de género, no se ha estudiado durante muchos años la realidad que viven estas mujeres en especial vulnerabilidad", ha explicado este jueves 24 de octubre durante una rueda de prensa en la Librería San Pablo, en Madrid.

    Por ello, este año, las organizaciones promotoras de la Campaña de las Personas Sin Hogar --Cáritas, la Federación de Asociaciones y Centros de Ayuda a Marginados (Faciam), Xarxa d'Atenció a Persones Sense Llar de Barcelona (XaPSLL) y la Plataforma por la Exclusión Residencial y a favor de las Personas Sin Hogar de Bilbao (besteBI)-- han querido poner cara a estas personas que se ven en situación de calle y en concreto ponerle rostro de mujer.

    Entre ese 16% de mujeres sin hogar en España se encuentra Inma que tras perder a sus padres por enfermedad y no poder pagar las facturas de la vivienda, se encontró un día con que habían cambiado la cerradura de su casa.

    Tuvo que pasar cuatro meses viviendo en la calle, en pleno invierno, durmiendo en el suelo algunos días incluso sin cartones que la aislaran del suelo y, sobre todo, pasando "mucho miedo". Ahora está en una pensión que le ha facilitado el Ayuntamiento por un tiempo limitado pero no quiere ni pensar en la posibilidad de poder quedarse de nuevo en la calle.

    "Es muy duro, se pasa mucho frío e inseguridad. Dormir sola, sentir el miedo de que te hagan daño, te sientes muy vulnerable. Yo intentaba estar alerta todo lo que podía pero el cansancio siempre te vence", ha recordado.

    Durante el acto, la directora editorial de San Pablo ha dado paso otras dos mujeres que han vivido en situación de calle. Las organizaciones recuerdan que más de la mitad de mujeres en la calle sufren todo tipo de violencia.

    Mina, nacida en Casablanca ha recordado cuando se vio en la calle tras un episodio de violencia en casa de su hermana. La Policía la animó a denunciar pero ella no tenía papeles y no podía hacerlo. Estuvo apenas una hora en un banco viéndose en la calle pero recuerda perfectamente la sensación que tuvo. "Me sentí como un perro abandonado", explica.

    "SI ME QUEDO EN LA CALLE ME MUERO"

    Mina lleva 19 años en España y 12 en situación regular. Antes de verse en la calle, trabajaba "en negro" cuidando a personas mayores. Ahora, gracias a la ayuda de Cáritas vive en un piso para mujeres de forma temporal. "Si me quedo en la calle me muero porque yo no conozco la calle por la noche", ha añadido. Lo único que quiere a corto plazo es conseguir un trabajo para poder pagar un piso.

    El mismo deseo tiene Ana Lucía que emigró de Guatemala hace casi un año por la situación de violencia muy fuerte. Cuando llegó a España se encontró en la calle y tuvo la suerte de encontrar ayuda en una Iglesia. Actualmente, vive en un piso tutelado por el Centro para mujeres sin hogar de Cáritas Madrid.

    "Cáritas ha cogido mi mano para levantarme, no solo en el aspecto del hogar sino también psicológicamente. En la calle, si enfermas no tienes a nadie que te alcance una taza de café", afirma.

    Además, ha apuntado que para una mujer es "peor aún" porque es "dificilísimo confiar en alguien". "He visto a compañeras durmiendo en portales de edificios. Nos volvemos familia en este ambiente, no importa si eres rusa, persa, etcétera. Tratamos de apoyarnos pero es sumamente difícil ver a tu familia adoptiva y no poder ayudarlos tampoco y te quiebra", comenta.

    Por ello, desde las organizaciones convocantes de la campaña reivindican la puesta en marcha de políticas de prevención del sinhogarismo. "Pedimos prevención para que las que no llegado a la calle no lleguen nunca y para que las que están, estén poco tiempo y salgan con alternativa habitacional", ha subrayado la presidenta de FACIAM, Rosalía Portela.

    NO HAY FOTO FIJA DE LA PERSONA SIN HOGAR

    Según ha precisado, no hay una foto fija del perfil de las personas sin hogar, que están durmiendo en la calle o en albergues y centros de acogida. "Los jóvenes van en aumento, hay hombres y mujeres solicitantes de refugio y asilo, personas de edad avanzada. Además, venimos alertando de que hay familias en la calle, también personas LGTBI y mujeres", ha señalado.

    Una de las principales reivindicaciones es promover la creación de un parque de vivienda pública de alquiler social adecuado. En la actualidad, las personas sin hogar tienen muchas dificultades para acceder a una vivienda, incluso a una habitación que llega a costar 600 euros, porque les exigen dos o tres meses de arrendamiento.

    "Que nos den herramientas para conseguir un hogar. Si tú ganas 800 euros, ¿con qué vives? ¿De dónde vas a sacar 2.500 euros para alquilar un piso? Queremos mecanismos, no queremos ser un peso para la sociedad", insiste Ana Lucía.

    En el manifiesto de la campaña, que ha sido leído durante el acto por dos mujeres que también se han visto en situación de sinhogarismo, Encarna y Sandra, las organizaciones impulsoras de la campaña piden a la sociedad que se libre de "estereotipos y miedos" hacia las personas que viven en la calle y dicen "basta" a la situación que viven unas 40.000 personas en España "con un contrato indefinido de `persona sin hogar'".

    Al finalizar la rueda de prensa, se han dirigido a la Plaza de Callao desde donde ha partido a las 11,00 horas una marcha protagonizada por personas sin hogar. El acto se ha desarrollado en más de 30 ciudades de forma simultánea.

    Contador

    Lo más leído