20 de octubre de 2020
25 de septiembre de 2020

Unas 13.000 adolescentes de Kenia dejan los estudios cada año por quedarse embarazadas

Unas 13.000 adolescentes de Kenia dejan los estudios cada año por quedarse embarazadas
Icono femenino - AMREF SALUD AFRICA

MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

Unas 13.000 adolescentes de Kenia dejan los estudios cada año por quedarse embarazadas, según una investigación de la plataforma Youth Act, perteneciente a la fundación Amref Health Africa.

El informe, titulado 'Sauti Sasa!' --que en swahili significa 'Suena ahora'--, revela que 948 adolescentes se quedan embarazadas diariamente en el país africano. En concreto, señala que en 2018, los centros de salud del país reportaron más de 500.000 embarazos de chicas de entre 10 y 19 años.

Son casos como el de Esther Mutheu, una joven de 24 años de Nairobi, estudiante de Gestión de Negocios, que tuvo un hijo con 21 años, mientras estaba en la universidad. Gracias al apoyo de su familia pudo continuar sus estudios, a diferencia de otras muchas estudiantes de su país que dejan su educación para cuidar a sus hijos.

Amref Health Africa alerta de que la alta tasa de embarazos adolescentes no solo repercute en la educación de las niñas sino que también es un problema de salud global. Tal y como afirma la OMS, las complicaciones durante el embarazo y el parto son la mayor causa de la muerte de las jóvenes de entre 15 y 19 años.

En cuanto a las causas de este elevado número de embarazos en adolescentes en Kenia, la asociación los atribuye a los matrimonios forzosos con hombres mayores, al desconocimiento sobre métodos anticonceptivos y a la falta de acceso a una eficiente salud sexual.

Según el Instituto Guttmacher, que investiga sobre salud sexual y reproductiva, el 83% de los profesores kenianos afirmaron haber hablado de métodos anticonceptivos con sus alumnos en clase, pero solo entre un 13% y un 20% de los alumnos dijeron haber aprendido los distintos métodos, cómo usarlos o dónde obtenerlos, y más de un 60% aseguraron querer saber más.

Para la fundación, es "imperativo y urgente" que los y las adolescentes africanos tengan acceso a salud sexual de calidad, sin importar su origen social, su nivel de educación o si viven en una zona remota.

Asimismo, considera fundamental inculcar valores como el respeto, ya que casi 1 de cada 3 chicas menores de 18 años experimentan alguna forma de violencia sexual en Kenia, y hasta un 68% de niñas en edad de escolarización han admitido tener relaciones sexuales bajo coacción. "Son cifras inaceptables que demuestra que la violencia de género es endémica y global", advierte la asociación.

También pide que se faciliten productos higiénicos básicos en entornos seguros para que las chicas no recurran a las relaciones sexuales a cambio de productos menstruales.

Contador

Para leer más


Lo más leído