23 de mayo de 2019
  • Miércoles, 22 de Mayo
  • 4 de enero de 2015

    El 23% de las bajas en el sistema de Dependencia eran de personas que no habían llegado a recibir ninguna ayuda

    MADRID, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El 23% de las personas que este año han causado baja en el Sistema de Autonomía Personal y Atención a la Dependencia (SAAD) no habían llegado a percibir ninguno de los servicios o ayudas a las que tenían derecho, según la última estadística del IMSERSO actualizada a 30 de noviembre de 2014 que cifra en 167.869 los dependientes en lista de espera.

    Los datos indican que al cierre de noviembre, el sistema tenía 729.313 beneficiarios, frente a los 742.455 registrados en las mismas fechas de 2011. En estos once meses de 2014 se han incorporado 56.834 personas, cuando el año pasado lo hicieron 92.912 y, en 2012, fueron 131.898 las que entraron a formar parte del sistema.

    En total, son 897.182 las personas que tienen reconocido su derecho a recibir una prestación o servicio y de ellas, 167.869, el 18,7%, se encuentran en lista de espera. En el año 2011 figuraban 1.048.424 personas con derecho a prestación y 305.969 esperando recibirla, el 29 por ciento.

    Para la Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales esta reducción se explica por dos motivos. Primero, porque el Gobierno del PP pospuso en diciembre de 2011 la incorporación al sistema de los dependientes moderados, que salieron así, de la lista de espera. Segundo, porque son muchas las personas que fallecen esperando la atención.

    En este sentido, concluye que más de cien mil personas habrían muerto esperando entre enero de 2012 y el 31 de octubre de 2014, cuando se dieron 270.032 altas en la lista de espera y 130.908 bajas de las que 29.838 eran dependientes moderados cuya atención se había pospuesto y 101.070, personas que fallecieron.

    "El sistema colapsó en 2012. En 2013 las nuevas atenciones se dieron solo en la medida en que se producían las bajas de personas atendidas.

    En lo que llevamos de 2014, el comportamiento es aún peor, lo que se constata con 27.116 atendidos menos, siempre según los datos oficiales.

    Es indignante y cruel la ocultación del colapso del sistema bajo la apariencia de una gestión eficiente", dice la asociación.

    Para leer más