7 de diciembre de 2019
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • Jueves, 5 de Diciembre
  • 10 de mayo de 2018

    Mujeres mayores de 65 años sin hijos, con más posibilidades de vivir solas

    Mujeres mayores de 65 años sin hijos, con más posibilidades de vivir solas
    VAN STOKKUM, ALBERTO

    MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

    Las mujeres mayores de 65 años que no han tenido hijos tienen un 11,9% más de probabilidades de vivir solas que las que sí han tenido hijos, independientemente de su estado civil, según un informe del Observatorio Social de laCaixa presentado este jueves en Madrid. En España, el 38,3 % de las mujeres mayores de 65 años que viven solas no han tenido hijos.

    El informe, que firman el catedrático de Sociología de la Universidad Complutense de Madrid David Reher y el catedrático de Sociología de la UNED Miguel Requena, revela también que el 53 % de las mujeres mayores viudas viven solas, pero dentro de este grupo son muchas más las que viven solas y no tuvieron hijos (66% de las viudas).

    Los autores han analizado la implicación del tamaño de la familia en la soledad de las mujeres mayores, centrándose en este colectivo por motivos demográficos, ya que las mujeres tienen una mayor esperanza de vida, y en España, a partir de los 65, ellas viven solas en mayor proporción (27,2%) que ellos (12,6%).

    El objetivo final del estudio es, según el Observatorio Social laCaixa, analizar la realidad de este fenómeno demográfico creciente en España, pero también a nivel global, partiendo de la base de que la soledad de los mayores genera mayor vulnerabilidad social, ya que se asocia soledad a menor bienestar, mayor aislamiento y mayor riesgo de sufrir enfermedades. Por ello, los autores animan a tener en cuenta estos datos en el diseño de las políticas sociales y la organización de los servicios de bienestar de este colectivo.

    La soledad de las mujeres mayores es un fenómeno creciente. Si en 1981 apenas el 19% de las mujeres mayores vivían en hogares unipersonales, en la actualidad este porcentaje ha aumentado hasta el 28,8%. Asimismo, se estima que en 2031 habrá 1,9 millones de mujeres mayores viviendo solas en España, frente a 1,3 millones en 2011, algo que no puede desvincularse, según los autores, de la preferencia de cada vez más mayores por la autonomía personal.

    CAMBIOS EN LOS CUIDADOS

    Un artículo incluido en el dosier titulado "Los nuevos cuidadores" analiza los cambios en los patrones de los hogares, así como el rol y las necesidades de los nuevos cuidadores, y expone como en los noventa aproximadamente la mitad de los mayores vivían solos o en pareja, mientras que la otra mitad compartía hogar con familiares. Sin embargo, en 2014 el 65% de los mayores vivían solos o en pareja, una tendencia que se mantiene al alza.

    El artículo sostiene que estos cambios tienen implicaciones en los roles ejercidos en el hogar. En las viviendas donde habitan dos personas mayores, el tipo de hogar más frecuente en España entre los mayores de 65 años, es un miembro de la pareja el que cuida a su compañero dependiente. Por géneros, la estadística muestra que hasta los 65 años existen muchas más mujeres cuidadoras que hombres, pero las diferencias disminuyen con la edad. De hecho, a partir de los 80 años el patrón se invierte (27.900 hombres cuidadores por 20.300 mujeres en los hogares de dos personas).

    Parte de la explicación de esta tendencia tiene que ver con la diferente forma de envejecer de hombres y mujeres: ellas viven más de promedio, pero necesitan más ayuda para las actividades diarias que los hombres, apuntan los autores.