23 de mayo de 2019
  • Miércoles, 22 de Mayo
  • 7 de abril de 2015

    El 51,5% de españoles cree las TIC aumenta los conflictos familiares

    MADRID, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Un 51,5% de los españoles considera que el uso de las nuevas tecnologías (Internet, teléfono móvil, entre otros) ha incrementado los conflictos familiares, además de que un 67,9% de los encuestados dice que las TIC han reducido la comunicación entre padres e hijos y otro 80,6% que ha disminuido la protección de la intimidad.

    Así se desprende del último barómetro del mes de marzo elaborado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), del que se desprende también que el 93,7% de españoles opina que las nuevas tecnologías han cambiado la vida cotidiana de las familias, aunque sólo un 50,7% ve ese efecto en sus propios hogares. En concreto, el móvil (47,2%) y la conexión a Internet (24,5%) son las tecnologías con mayor impacto.

    A su vez, el 63,5% de los preguntados cree que las nuevas tecnologías han incrementado su relación con familiares que viven lejos, y el 57,8% con sus amigos de siempre. En cambio, un 51,8% considera que se pierde más el tiempo con las TIC y el 51,1% que quienes las usan se aíslan más.

    El 61,9% dice que con las nuevas tecnologías ha disminuido el tiempo que se dedica a leer libros, periódicos o revistas en papel, y el 47,8% la búsqueda de información en las bibliotecas, además el 43,3% dice que gracias a ellas se está menos tiempo sin hacer nada.

    De los que han utilizado las nuevas tecnologías en los últimos seis meses, un 62,4% cree que le han ayudado a estar más cerca de familiares con los que no convive, un 39,6% a tener mayor movilidad geográfica. Por otro lado, un 65,5% no considera que hayan contribuido al teletrabajo y un 61,2% cree que le han ayudado poco o nada para ocupar el tiempo de ocio en familia.

    En este contexto, el teléfono móvil sigue siendo el aparato más necesario para un 80,1% de los encuestados, seguido por la conexión a Internet (68,4%) y el correo electrónico (64,8%). Mientras, el ordenador personal también es muy necesario para el 61,9% de los preguntados. No obstante, los españoles pueden prescindir más fácilmente de las redes sociales (68,5%) y de las tabletas o libros electrónicos (67%).

    En cuanto al uso que hacen los españoles de las nuevas tecnologías, en los seis últimos meses el 92,9% reconoce haber utilizado el móvil, y el 69,6% el WhatsApp o aplicaciones similares. Por el contrario, el 62,8% dice no haber utilizado las tabletas o libros electrónicos y sólo un 7% niega haber usado el móvil.

    Sobre la frecuencia entre los que sí utilizan las TIC en su vida cotidiana, el 94,4% destaca un uso diario de WhatsApp, y el 88,1% del teléfono móvil y el 79,4% del portátil. En cambio, utilizan estas tecnologías cada varias semanas o casi nunca el 11,7% en el caso de las tabletas, el 7,8% en el caso de las redes sociales y el 4,8% el correo electrónico.

    Asimismo, un 15% admite no haber enviado ningún mensaje por el móvil en el último semestre. Además, un 9,8% se ha arrepentido de algún mensaje, video o foto que ha enviado alguna vez a través de las nuevas tecnologías y un 5,4% ha tenido alguna vez problema por contenidos que otros han enviado sobre ellos a través de las TIC.

    Igualmente, ocho de cada diez padres (80,4%) han hablado con sus hijos sobre los usos y riesgos de las nuevas tecnologías, frente a un 18,3% que nunca lo ha hecho. Además, el 70,5% de los españoles ha pedido alguna vez ayuda a su hijo sobre problemas con el teléfono móvil y el 43,6% sobre el ordenador o Internet.

    En cuanto a la negociación con los hijos sobre el uso de las TIC, un 30,3% hace prevalecer su opinión frente a la de los menores, mientras que un 19,7% de los casos se hace lo que quiere el hijo. El 12,4% no habla sobre la cuestión. Casi el 65% de los padres comparte grupo de mensajería instantánea con su prole, pero menos de la mitad (42,6%) está en las redes sociales en las que están sus hijos.

    ¿CUÁNDO EMPEZAR A USAR TIC?

    Por otro lado, los encuestados creen mayoritariamente (59,5%) que la edad más apropiada para empezar a usar el móvil es entre los 12 y los 15 años. Mientras, los seis y los once años es la edad perfecta para comenzar a utilizar el ordenador para el 37,6% de los encuestado, frente al 35,5% que la eleva a la franja entre los 12 y los 15 años. El 45,2% fija entre los 12 y los 15 años el uso de Internet y el 38,4 el inicio en las redes sociales. A su vez, un 40,4% cree que las redes sociales deberían utilizarse a partir de los 16 años.

    En cuanto a la influencia de las TIC en la educación de los hijos, un 85,9% opina que los jóvenes dependen de las nuevas tecnologías y eso es un problema para la educación para la familia, mientras que el 83,2% considera que los progenitores deben saber utilizar bien las nuevas tecnologías para educar con ellas a sus hijos, y otro tanto ve inevitable la influencia de las TIC en la educación de los menores. Para el 70,4% la información que los jóvenes reciben por estas nuevas tecnologías tiene más influencia que lo que puedan decir sus padres.

    En este barómetro del mes de marzo, el CIS dedica unas preguntas sobre las cosas importantes para la vida de los españoles. Así, el 98,3% señala que apoyar emocionalmente a la familia es lo más importante, seguido de mantener relaciones cordiales con los miembros de su familia, y el 97,2% cuidar de los padres cuando son mayores. Por contra, para el 19,1% no es importante tener pareja, para el 15,3% tener hijos y para el 15,2% vivir cerca de la familia.

    Para leer más