18 de enero de 2020
  • Viernes, 17 de Enero
  • 5 de marzo de 2013

    Patronal de la Depependencia pide 30.000 millones de inversión para el sector en Europa

    España debería crear otras 31.251 camas sociosanitarias para alcanzar las 6.000 por millón de habitantes

    Patronal de la Depependencia pide 30.000 millones de inversión para el sector en Europa
    EUROPA PRESS

    BRUSELAS, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

    La Confederación Europea ECHO, la principal patronal del sector de la Dependencia que integra a las asociaciones nacionales del sector de una docena de Estados miembros entre ellos España ha presentado este martes en el Parlamento Europeo un plan de inversión de "alrededor de 30.000 millones de euros" con el objetivo de garantizar que cualquier país de la Unión Europea el ratio "mínimo" de 6.000 camas por millón de habitantes, lo que implica la creación de cerca de medio millón de camas nuevas.

    El plan, bautizado 'Salud y Empleo' y elaborado por la Fundación Economía y Salud, prevé crear unas 500.000 plazas sociosanitarias -no hospitalarias- y más de 765.000 nuevos puestos de trabajo directos e indirectos en el sector y coyunturales durante la construcción de las infraestructuras adecuadas, que requerirían una inversión de 30.000 millones en los primeros dos años.

    El plazo de ejecución de las obras, según ha explicado el secretario general de ECHO y presidente de la Federación Española de Asistencia a Dependientes, José Alberto Echevarría, encargado de presentar el plan en el marco de una conferencia en la Eurocámara centrada en el papel del sector para atender a la creciente población mayor y como sector estratégico para el crecimiento y el empleo.

    Echevarría ha dejado claro que los 30.000 millones de euros necesarios para construir la infraestructura necesaria sería "privada" --para costear las camas con un coste medio de 60.000 euros--, pero que ello supondría un coste cero para las administraciones públicas que, sin embargo, obtendrían "importantísimos retornos" de dicha inversión vía recaudación fiscal con el empleo creado.

    PRIMERA FASE

    En todo caso, ha precisado que se trata de "la primera fase" del plan tras admitir que en realidad harían falta el doble de camas sociosanitarias actualmente disponibles en toda la UE, unas 3,5 millones de camas, para poder atender a la población dependiente, aunque ha admitido grandes diferencias entre países a pesar de que "por ley" deban ser atentidas. "Con la oferta actual de camas no se está atendiendo a esta población", ha admitido, insistiendo no obstante en que la crisis no pueder ser la excusa.

    Sólo Dinamarca (8.146), Países Bajos (10.293), Bélgica, (12.082), Austria (6.713), Alemania (10.324), Francia, (8.977), Finlandia (10.801), Suecia (13.900), Luxemburgo (10.688), Malta (10.821), Reino Unido (8.609), Hungría (8.290), Lituania (6.190), Estonia (6.314), Hungría (6.610), Eslovaquia (6.078) e Irlanda (6.045) alcanzan el ratio de las 6.000 camas o más por cada millón de habitantes en la actualidad, según datos del informe.

    España, con 245.927 camas sociosanitarias, sólo alcanza las 5.323 camas por cada millón de habitantes, por debajo de las 7.133 de media en la UE y necesitaría crear otras 31.251 para alcanzar las 6.000 camas por millón de habitantes.

    330.000 GRANDES DEPENDIENTES EN ESPAÑA

    Echevarría ha dejado claro que estas nuevas camas en España apenas "vendría a paliar algo el problema grave" en España tras recordar que "más de 330.000 grandes dependientes" en este país están a la espera de recibir atención.

    Además de España, los países que más se alejan del ratio de las 6.000 camas por millón de habitantes son Italia (3.503 camas por millón de habitantes), Letonia (3.017), Polonia (2.326), Bulgaria (1.849) y Rumania (1.209).

    Italia es el país que más camas nuevas necesitaría crear, 151.817 para llegar al ratio propuesto de 6.000 camas por millón de habitantes, seguido de Polonia (141.553), Rumania (102.314) y España (31.251).

    En términos de empleo, el plan generaría la creación de cerca de 390.000 nuevos puestos de trabajo a tiempo completo en el conjunto de Estados miembros "estables", de calidad y no deslocalizables según ha recordado Echevarría y cerca de 375.000 durante los dos años de construcción de las nuevas camas.

    En el caso de España, el plan generaría 24.938 empleos en el servicio de atención (17.813 directos y 7.125 indirectos) y otros 24.306 empleos durante la construcción de las nuevas camas necesarias, lo que permitiría en total crear 49.244 puestos de trabajo, según datos del informe que ha presentado Echevarría. Según ha explicado Echevarría, el efecto presupuestario "neto" es positivo durante once años.

    La creación de 31.251 camas sociosanitarias de atención residencial, con un coste de 60.000 euros por cama, generaría retornos para la Administración pública de 4.545 millones de euros en un plazo de doce años, incluidos 1.224 millones como retorno de la inversion privada total de 2.268 millones de euros en dos años y un coste del servicio para la Administración española de 4.626 millones de euros.

    UN MILLÓN DE EUROS

    España destina algo más de un millón de euros a la Dependencia, el 0,84% en 2011 y el sector genera un volumen de negocio que asciende a 8,9 millones de euros anuales, según datos del informe.

    El volumen de negocio de la atención a la dependencia en la Unión Europea se eleva a unos 167.000 millones de euros anuales (el 1,32% del PIB europeo), emplea en la actualidad a más de 20 millones de personas o el 4% de la población europea y cuenta con una oferta de cerca de 3,5 millones de camas sociosanitarias en la actualidad, según ha recordado Echevarría a partir de datos recogidos en el informe.

    Dado que en 2040 se estima que el 30% de la población o 150 millones de personas será mayor de 65 años en la Unión Europea, donde ya hay 20 millones de personas en situación de dependencia, Echevarría ha defendido la necesidad de apostar por el sector como un sector "estratégico" para hacer frente al problema del envejecimiento de la población y el creciente peso de la población dependiente y la mayor presión en los servicios sanitarios públicos, pero también como "motor" de crecimiento y empleo.

    Echevarría ha subrayado la necesidad de apostar por el sector sociosanitario en toda Europa porque en la actualidad más del 50% de las camas en hospitales de agudos las ocupan personas en situación de cronicidad o convalecencia que "perfectamente" podrían ser atendidas en centros sociosanitarios "con un coste siete veces inferior" y la misma calidad. "Simplemente hace falta un nuevo modelo para la salud", ha concluido.

    El presidente de la Fundación Economía y Salud, Alberto Giménez, ha explicado que "el plan lo que pretende finalmente es poner en valor el sector" en términos económicos además de "mejorar la salud" de los dependientes y ha dejado claro que los 30.000 millones de inversión "no es una ayuda a fondo perdido" porque se trataría de "créditos blandos" a través de las instituciones financieras como el Banco Europeo de Inversiones a los Estados que participen en el plan. "La iniciativa privada con la gestión de esas plazas devolvería los fondos a sus vencimientos a Europa a la institución que hubiera adelantado los fondos", ha precisado.