19 de junio de 2019
  • Martes, 18 de Junio
  • 1 de octubre de 2015

    La Generalitat estudia utilizar las aulas de acogida para niños refugiados, según ONG

    BARCELONA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La Generalitat estudia utilizar las aulas de acogida para atender a los niños en edad escolar de las familias refugiadas que lleguen a Cataluña, según han informado a Europa Press fuentes de ONG que han participado en el Comité catalán de Ayuda a los Refugiados.

    Los niños refugiados podrán empezar las clases de forma casi inmediata porque las escuelas "disponen de recursos y experiencia de las aulas de acogida para atenderlos", ha informado 'El Periódico de Catalunya' este jueves.

    La Conselleria de Enseñanza anunció en enero que reconvertiría estas aulas para reforzar las lenguas autóctonas y realizar orientación formativa y profesional, después de que se vaciaran por el descenso de la llegada de alumnos extranjeros.

    El coordinador del Comité de Ayuda a los Refugiados, Àngel Miret, se ha mostrado convencido de que el departamento que lidera Irene Rigau utilizará satisfactoriamente las estructuras de las que dispone para atender la llegada de más alumnado.

    BLINDADA LA ATENCIÓN SOCIAL EN CATALUNYA

    En una entrevista de TV3 recogida por Europa Press, Miret ha dicho que Govern y administraciones catalanas han la continuidad de todos los recursos existentes para la atención social de todas las necesidades existentes.

    De esta forma, la Generalitat y los ayuntamientos catalanes utilizarán recursos extra, previsiblemente de la Unión Europea (UE) ingresados al Estado, para garantizar la atención a los refugiados de Siria que podrían llegar a Cataluña en noviembre.

    "INCERTIDUMBRE"

    El coordinador ha insistido en la "incertidumbre" del comité respecto al número y el momento en que llegarán los primeros refugiados al territorio.

    Ha dicho desconocer que 1.200 personas llegarán a Cataluña en noviembre, como anunció la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y ha preferido "no especular" con datos todavía inciertos.

    Ha destacado que Cataluña atendió en 2014 a 117.000 "inmigrantes económicos" que llegaron de forma progresiva, y ha dicho que su perfil no es tan distinto al de los refugiados que llegarán.