25 de enero de 2020
  • Viernes, 24 de Enero
  • 14 de abril de 2010

    AMPL.- El Senado pide también al Gobierno "impulsar" el diálogo con Cuba para liberar a los presos políticos

    PP y PSOE votan juntos como hicieron ayer en el Congreso para pedir al régimen que abra las cárceles a Cruz Roja y al relator de la ONU

    MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El Senado ha pedido hoy al Gobierno, como hizo ayer el Congreso, "impulsar un diálogo" con las autoridades cubanas para intentar lograr "a corto plazo" la liberación de "todos los presos de conciencia y políticos" cubanos y el final de la huelga de hambre de Guillermo Fariñas.

    La Cámara Alta aprobó una moción firmada por todos los grupos, excepto por el PP, cuya redacción es idéntica a una enmienda presentada por los socialistas a una proposición no de ley de los 'populares' que salió adelante ayer en el Congreso con los votos a favor de PSOE, PP, CiU, PNV y UPN.

    El consenso alcanzado hoy en el Senado ha sido mayor, ya que el texto ha recabado el apoyo de todos los grupos, con 248 votos a favor, con un único voto en contra del senador de IU, Joan Josep Nuet, y una abstención del representante del BNG, José Manuel Pérez Bouza. En el Congreso hubo siete votos en contra de ERC, IU, BNG y Nafarroa Bai y cuatro abstenciones de ICV, UPyD y CC.

    El texto "se une a la condena" de la "evitable y cruel" muerte del preso Orlando Zapata "que hizo el presidente del Gobierno" español, José Luis Rodríguez Zapatero, "así como otras instituciones españolas y europeas" y "expresa su solidaridad y condolencia a su familia".

    La moción pide además que el diálogo con el Gobierno cubano tenga como objetivo "conseguir" del régimen "el compromiso de que la Cruz Roja Internacional, así como el relator de la ONU de Derechos Humanos, puedan visitar las cárceles en las que se encuentran recluidos los presos de conciencia y presos políticos", iniciativa recientemente sugerida por el líder de los 'populares', Mariano Rajoy.

    El contacto con las autoridades cubanas debe contribuir además, según pide el Senado, a "poner las bases para un futuro de reconciliación nacional, respeto a los derechos humanos y libertades fundamentales y mejora sostenible del nivel de vida del pueblo cubano".

    SÓLO EL PP APOYA LA POSICIÓN COMÚN DE LA UE

    El PP en el Senado presentó una enmienda de adición a la moción que buscaba que la Cámara Alta se pronunciara a favor de mantener la Posición Común de la UE hacia la isla, que rige la política comunitaria desde 1996 y condiciona las relaciones con la isla a avances concretos en democracia y Derechos Humanos. Ningún otro grupo le dio su apoyo.

    A pesar del sentido del voto de los 'populares', que García Carnero justificó por la preocupación de su Grupo por la "mejora de la situación que padecen los cubanos", el senador fue muy crítico en su intervención con los socialistas, a los que acusó de "intransigentes" por no aceptar su enmienda de adición.

    Subrayó además que si hoy el Senado debate sobre Cuba fue porque el PP llevó a la Cámara una primera moción sobre la situación en la isla que fue rechazada y dio pie luego a la redacción socialista a la que se adhirieron el resto de grupos.

    García Carnero acusó a los socialistas de recurrir a "eufemismos" cuando "tienen que reconocer que desde un régimen tan arcaico, tan encerrado en las cavernas como la dictadura castrista se están avasallando las libertades".

    Precisó además que Zapatero, en la declaración que hizo un día después de que se conociese la muerte de Zapata, no condenó su muerte, sino que la lamentó profundamente.

    El representante del PSOE, Francisco Vallejo, rechazó la enmienda presentada por el PP porque, dijo, lo que busca es "mantener" la actual Posición Común de la UE, que se ha demostrado "inútil".

    Aseguró que los socialistas no tienen problemas con el contenido de la Posición Común, que podrían asumir casi en su totalidad. El problema reside en que se trata de un instrumento unilateral, una imposición hacia la isla que la UE no tiene hacia ningún otro país.

    "No estamos en contra de que haya una nueva posición común, siempre que sea bilateral, negociada con Cuba", insistió Vallejo.

    Para el senador socialista, esta moción busca dar el "máximo apoyo" a España para que "pueda jugar el papel que le corresponde y lo haga con la máxima fortaleza, exigencia y respeto a las decisiones que los cubanos tengan que tomar en el futuro".

    CiU y PNV VEN AL PSOE MÁS EXIGENTE

    En representación del PNV, Iñaki Anasagasti consideró esta moción un "avance sustancial" con respecto a la política que el Gobierno viene manteniendo con Cuba, entre otras cosas porque "condena y no lamenta" la muerte de Zapata y pide que Cruz Roja y el relator de DDHH de la ONU puedan visitar las cárceles cubanas.

    Aprovechó para denunciar que el Congreso se adelantase ayer y debatiera el mismo texto que ya tenía un amplio consenso en la Cámara Alta y que se sabía que iba a salir adelante este miércoles.

    Por parte de CiU, Joan Maria Roig coincidió con Anasagasti en ver "un avance sustancial" en la moción, por el "reconocimiento" que hace el PSOE, partido de Gobierno, de que "en Cuba hay un grave problema", de que las cosas "tienen que cambiar en favor" de los ciudadanos y de que, "respetando la independencia" del Gobierno cubano, hay que ser también "muy exigentes".

    Roig esperó que esta moción constituya "el principio de un cambio de actitud" por parte del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en sus relaciones con Cuba.

    El senador del PSC Lluis Maria de Puig, adscrito al grupo de la Entesa que comparte este partido con ERC, IU e ICV, subrayó que la Posición Común de la UE hacia la isla es "el pasado fracasado".

    El senador del Grupo Mixto Pedro Torres i Torres destacó que el diálogo que el Gobierno socialista entabló en 2004 con las autoridades cubanas sobre Derechos Humanos ha permitido la liberación de algunos presos políticos.