22 de julio de 2019
  • Domingo, 21 de Julio
  • Sábado, 20 de Julio
  • Viernes, 19 de Julio
  • 8 de febrero de 2019

    El anteproyecto de Ley del Gobierno elimina el abuso sexual y suprime penas de multa para los delitos sexuales

    El anteproyecto de Ley del Gobierno elimina el abuso sexual y suprime penas de multa para los delitos sexuales
    EUROPA PRESS - ARCHIVO

    MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El Gobierno de Pedro Sánchez plantea eliminar el delito de abuso sexual así como suprimir las penas de multa para los delitos contra la libertad e indemnidad sexuales, sustituyéndolas por penas de cárcel, según se refleja en la propuesta reforma del Código Penal elaborada por el Ministerio de Justicia.

    Así consta en el texto del anteproyecto de Ley orgánica de modificación del Código Penal para la protección de la libertad sexual de las ciudadanas y los ciudadanos, al que ha tenido acceso Europa Press y que, según las fuentes consultadas, es probable que el Gobierno presente en el próximo Consejo de Ministros del viernes 15 de febrero.

    La ministra de Justicia, Dolores Delgado, ya avanzó su intención de llevar en el mes de febrero al Consejo de Ministros su propuesta de reforma de tipificación de los delitos sexuales. La revisión de estos delitos se puso encima de la mesa a raíz de la polémica sentencia que condena a los cinco miembros de La Manada por un delito de abuso sexual y les absuelve del de agresión.

    En el texto, al que ha tenido acceso Europa Press, el Gobierno aglutina los delitos sexuales bajo el capítulo 'De la violación y otras agresiones sexuales'. Desaparece así el término de abuso sexual para considerarlos todos 'agresiones sexuales' al no existir consentimiento de las víctimas y 'violación' en los casos en los que exista penetración sin consentimiento de la víctima.

    Según argumenta el Ejecutivo en el anteproyecto de Ley, el objetivo principal es "visibilizar la gravedad de estas infracciones". Por ello, según afirma, "se suprime el concepto de abuso sexual', que no transmite adecuadamente el carácter coactivo y agresivo de todo comportamiento sexual que se impone a otra persona contra su voluntad".

    Según subraya el Gobierno en el texto, se cualifican las conductas que se realizan empleando violencia o intimidación o mediante la actuación conjunta de dos o más personas.

    Asimismo, el Ejecutivo plantea un ajuste de las penas previstas para estos delitos, a fin de adecuarlas a su específica gravedad. Así, se eleva a 3 años el límite mínimo de un año que hasta ahora se establecía para la sanción del delito básico de agresión sexual.

    También suprime la pena alternativa de "multa de 18 a 24 meses" que se ahora se establece en el tipo básico del delito de abusos sexuales. Según argumenta el Gobierno, el objetivo es "focalizar la sanción siempre en penas privativas de libertad que visibilizan igualmente mejor la dimensión del reproche social que merecen estas conductas".

    En la propuesta de reforma del Código Penal, se incorpora un nuevo apartado en el artículo 192 con el que se condiciona la obtención de beneficios penitenciarios al cumplimiento efectivo de una parte significativa de la condena impuesta.

    Asimismo, el Ejecutivo propone ajustar las posibilidades de imposición de las penas de 12 a 15 años de prisión a los casos realmente más graves y extremos de esta delincuencia sexual. Este es el caso de que el autor haga uso de armas u medios peligrosos, que la víctima sea especialmente vulnerables, que se cometa la agresión por dos o más personas, entre otros casos.

    SE AGRAVA EL USO DE DROGAS Y LA RELACIÓN DE AFECTIVIDAD

    En la propuesta se configura como "agravante específica" la circunstancia de que el autor, previamente a la agresión, haya anulado la voluntad de la víctima mediante el uso de fármacos, drogas o cualquier otra sustancia natural o química idónea a tal efecto. Asó lo plantea el Gobierno "por considerarse que incorpora una especifica gravedad de la conducta, no valorada penológicamente de manera adecuada en la actualidad".

    Por otro lado, en cumplimiento del Convenio de Estambul y de la aplicación de la perspectiva de género, el Ejecutivo configura como "una agravante específica" la circunstancia de que la víctima del ataque sexual "sea o haya sido esposa, o mujer que estuviese o hubiere estado ligada al autor por una análoga relación de afectividad, aún sin convivencia".

    En una reunión con asociaciones de mujeres, Delgado ya avanzó su intención de hacer desparecer el delito de abuso sexual y eliminar las penas de multa para los condenados por delitos sexuales, proponiendo penas de prisión para todos, un compromiso que ahora queda reflejado en el anteproyecto de ley de reforma del Código Penal.

    Esta propuesta asume las líneas generales del informe de los expertos de la sección Penal de la Comisión General de Codificación a los que el Ejecutivo encargó la revisión de la tipificación de estos delitos después de la publicación de la polémica sentencia de los cinco miembros de La Manada, condenados por un delitos de abuso sexual y absueltos del de agresión.