25 de febrero de 2020
21 de noviembre de 2018

Las asociaciones que presentaron la demanda contra el sindicato OTRAS celebran la "histórica" anulación de sus estatutos

El sindicato seguirá inscrito hasta que haya sentencia firme

Las asociaciones que presentaron la demanda contra el sindicato OTRAS celebran la "histórica" anulación de sus estatutos
EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

Las asociaciones feministas que presentaron una demanda contra el Sindicato de Trabajadoras Sexuales (OTRAS) han celebrado la "histórica" decisión de la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional de declarar la nulidad de sus estatutos, y ha destacado que supone "un gran paso para erradicar la explotación sexual de las mujeres".

"Hoy es un día histórico para el Movimiento Feminista, porque se reconoce que la abolición de la prostitución es el único camino para que el derecho a la igualdad se consagre definitivamente, negándole carta de naturaleza al proxenetismo organizado", han señalado desde la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres y la Plataforma 8 de Marzo de Sevilla.

La Sala ha estimado parcialmente las demandas presentadas por la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres y la Plataforma 8 de Marzo de Sevilla, que forman parte de la Plataforma Estatal de Organizaciones de Mujeres por la Abolición de la Prostitución. OTRAS fue inscrito como sindicato tras recibir la autorización del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, aunque su registro fue tachado de "error" por la ministra Magdalena Valerio, quien reconoció que "le había metido un gol por la escuadra".

Según han recalcado las demandantes, con la anulación de los estatutos "la Audiencia reconoce los argumentos esgrimidos por las abogadas" en la vista oral del pasado 14 de noviembre. Las dos abogadas de la demanda, Charo Carracedo y Sara Vicente Collado, sostienen que la prostitución "no puede ser reconocida como un trabajo porque es una forma de violencia de género" y "atenta contra los derechos humanos de las mujeres".

LA SENTENCIA "PONE COTO" AL PROXENETISMO

En declaraciones a Europa Press, la abogada Sara Vicente --miembro de la Comisión para la investigación de malos tratos a mujeres-- ha destacado que "por fin" se han escuchado los argumento del movimiento feminista. "Las mujeres no somos objeto de comercio y el trabajo sexual es una práctica que no puede ser considerada un trabajo porque pone a las mujeres en situación de subordinación".

La abogada ha celebrado la sentencia porque "pone coto" al proxenetismo y a la industria de la prostitución, en contra de una sindicato que lo que busca es "normalizarla" para considerarla una actividad "comercial y empresarial".

Por su parte, Charo Carracedo, de la Plataforma 8 de Marzo de Sevilla, ha destacado la importancia de esta sentencia, que es "nítida" acerca de que la prostitución "en ningún caso puede ser una actividad laboral". "En este país no se podía permitir por la puerta falsa legitimar el proxenetismo", ha apuntado a Europa Press.

"El movimiento feminista ha defendido siempre los derechos de las mujeres, e intentar encubrir la legitimidad de los proxenetas en este debate sobre esos derechos ha sido un arma muy sucia", ha remarcado.

OTRAS SEGUIRÁ INSCRITO

Por su parte, el sindicato OTRAS ha anunciado que presentará un recurso de casación ante el Tribunal Supremo (TS). Ante esta decisión, las asociaciones han asegurado que informarán contra el mismo. Como parte, responderán y seguirán estando en el procedimiento contra el sindicato OTRAS "por una cuestión de defensa de la igualdad y la justicia", ha subrayado.

Aparte de la demanda que presentaron estas asociaciones, la asociación pro Derechos Humanos L'Escola presentó otra dirigida contra la inscripción del sindicato por parte del Ministerio. La presidenta de L'Escola, Nuria González, ha calificado de "triunfo" la sentencia, pero ha avisado de que con ella "no se anula la inscripción" del sindicato.

L'Escola estaba citada también el 14 de noviembre en la Audiencia Nacional para celebrar la vista de su demanda. Sin embargo, el juez suspendió dicha vista a hasta resolver primero la de las asociaciones feministas.

González ha hecho hincapié en que precisamente la sentencia falla a favor de anular los estatutos pero rechaza pronunciarse sobre la inscripción y disolución del sindicato, alegando que "esta pretensión debía tramitarse en un procedimiento diferente".

"El juez dice que el procedimiento era otro, que se tiene que celebrar otro, pero no nos deja presentarlo", ha recalcado González a Europa Press, lamentando que no se celebrase la vista de su recurso -- dirigido directamente contra la inscripción del sindicato-- porque ese es el que hubiera propiciado la nulidad "real" del registro y "más a la vista de la sentencia".

Tras la sentencia, fuentes del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social han dicho a Europa Press que procederá administrativamente, pero han indicado que "hay que esperar al recurso". Asimismo, han confirmado que el sindicato seguirá inscrito al menos hasta que haya sentencia firme.