28 de mayo de 2020
11 de diciembre de 2008

La Audiencia condena a un hombre a 15 años de cárcel por matar al novio de su ex pareja en Oliva (Valencia)

VALENCIA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La sección segunda de la Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a una pena de 15 años de cárcel a un hombre por matar a navajazos al novio de su ex pareja en un campo de naranjos del municipio valenciano de Oliva, el día 25 de diciembre de 2005. Asimismo, le obliga a indemnizar a la familia de la víctima con 60.000 euros.

El tribunal considera probado que el hombre, que se declaró inocente el día del juicio ante un jurado popular y afirmó que el día de los hechos estuvo rodeado de su familia en Carlet (Valencia), y que no acudió a Oliva "para nada", atacó con un cuchillo a la víctima de considerables dimensiones con el que le produjo múltiples heridas en un corto espacio de tiempo, y finalmente falleció.

El condenado, según el relato de hechos, mantuvo una relación sentimental con una mujer, con la que rompió tras enterarse de que había iniciado otra relación similar con la víctima, lo que también le "originó el deseo de dar un escarmiento a su anterior compañera". Así, con la excusa de devolver los regalos a su ex pareja, consiguió enterarse del número de teléfono móvil y del domicilio ocasional de la víctima.

Con ello, realizó hasta 19 llamadas a su teléfono el día 24 de diciembre de 2005, mientras que en la mañana del día siguiente se apostó en las proximidades de la casa que tenía en la playa de Oliva y le siguió hasta un huerto cercano en la partida de Burguera. Allí, tras la caseta de aperos, le atacó con un cuchillo y le mató.

Las lesiones que le provocó, indica el tribunal, aumentaron innecesariamente su sufrimiento, llegando a caer al suelo, donde fue golpeado con una tapa de riego que se hallaba en una acequia próxima. Este golpe le produjo la fractura del lado derecho de ambos maxilares y múltiples fracturas faciales.

Inmediatamente después, el condenado se marchó del lugar en una furgoneta de su propiedad, salpicando, de manera inconsciente con los restos de sangre que tenía, en la tapicería de la puerta delantera lateral izquierda. El análisis de la misma concluyó que todas las manchas de sangre halladas en el vehículo eran compatibles con la edad y características de la víctima.