22 de septiembre de 2020
7 de octubre de 2009

Aung San Suu Kyi se reúne con el ministro de Trabajo por segunda vez en cinco días

RANGÚN, 7 Oct. (Reuters/EP) -

La líder opositora birmana Aung San Suu Kyi, que se encuentra bajo arresto domiciliario, se ha reunido con el ministro de Trabajo de la Junta Militar que gobierna el país, Aung Kyi, por segunda vez en los últimos cinco días y por séptima vez en los últimos dos años.

Suu Kyi, que se ha ofrecido a presionar a Estados Unidos y a Europa para que levanten las sanciones que han impuesto a su país, mantuvo un encuentro de 25 minutos de duración con el ministro en una pensión de propiedad estatal, según informó una fuente del Ministerio del Interior.

Ambos se reunieron el sábado por primera vez desde enero de 2008, pero ni la premio Nobel de la Paz ni la Junta Militar han revelado los detalles de la conversación que mantuvieron. El abogado de Suu Kyi, Nyan Win, no ha sido informado del último encuentro y asegura que no le han permitido hablar con su cliente para discutir con ella sobre el recurso que presentó al Tribunal Supremo contra la sentencia que la condena a 18 meses de arresto domiciliario.

"Esperamos enterarnos de lo que se ha discutido cuando volvamos a reunirnos", dijo Nyan Win, que también es portavoz del partido de la líder opositora, la Liga Nacional para la Democracia. "Parece que Aung Kyi está transmitiendo mensajes entre (el líder de la Junta) Than Swe y Suu Kyi", añadió.

El pasado 25 de septiembre, la activista por la democracia solicitó formalmente a la Junta reunirse con diplomáticos occidentales para hablar del impacto de las sanciones, de las cuales se ha dicho que son ineficaces y que han perjudicado a los birmanos. Suu Kyi ha dicho que está dispuesta a trabajar con los generales y usar su influencia para mediar entre éstos y los países que han impuesto las sanciones.

Una delegación del Gobierno estadounidense se entrevistó la semana pasada con representantes del Ejecutivo birmano pero dejó claró que levantar las sanciones sería un error porque el régimen aún tiene que mejorar en el ámbito de la prtección de los Derechos Humanos. El mes pasado, Birmania hizo un gesto significativo al enviar a su primer ministro a la Asamblea General de la ONU por primera vez en catorce años.

INTENCIONES DE LA JUNTA MILITAR

Aung Zaw, director de la revista 'Irrawaddy', editada en Tailandia, sugirió que la Junta Militar está utilizando a Suu Kyi y advirtió de que no hay que esperar ningún cambio importante. "Cuando están acorralados, siempre tienen una carta que jugar, y esta vez es Aung San Suu Kyi", declaró a la agencia de noticias Reuters.

La líder opositora, que ha estado bajo custodia durante 14 de los últimos 20 años, fue condenada a 18 meses de arresto domiciliario el pasado agosto por infringir una ley que protege al Estado de los "elementos subversivos" al incumplir las normas de su arresto domiciliario por haber dejado entrar en su casa el pasado mayo a un intruso estadounidense y permitir que se quedase dos noches.

La sentencia ha sido criticada por la comunidad internacional y muchos han denunciado que se trata de una estratagema para impedir que Suu Kyi se presente a las elecciones del año que viene, las primeras que se celebrarán en Birmania desde 1990, cuando su partido logró una victoria aplastante que la Junta se negó a reconocer.