9 de marzo de 2021
3 de junio de 2009

Las autoridades paquistaníes preparan el regreso de los desplazados a la principal ciudad de Swat

MINGORA (PAKISTÁN), 3 Jun. (Reuters/EP) -

Las autoridades paquistaníes están preparando el regreso de los desplazados a la principal ciudad del valle del Swat, Mingora, aunque la victoria definitiva sólo se obtendrá cuando los líderes talibán estén muertos, afirmó hoy el comandante del Ejército en Swat, Ijaz Awan.

"Su muerte es vital para acabar con su mito", aseguró el comandante a los periodistas, y añadió que las víctimas civiles han sido "muy pocas" durante la ofensiva lanzada por los milicianos. Entre 35.000 y 40.000 personas de un total de 350.000 permanecieron aun así en la ciudad, según Awan. Asimismo, indicó que el Ejército ha estado proporcionando alimentos y otros bienes a los civiles.

La ciudad ha estado bajo toque de queda las últimas tres semanas, y las calles permanecían completamente desiertas. Muchos edificios de lugares principales han quedado dañados, aunque en el resto de Mingora están intactos. Awan aseguró que el Ejército ha ordenado que no se utilice armamento pesado ni ataques aéreos para reducir los daños.

Además, comentó que desde el punto de vista militar, los civiles pueden comenzar a volver a sus hogares, aunque el suministro de agua y electricidad deben ser reparados, lo que podría llevar unas dos semanas. Se espera que los desplazados comiencen a llegar a partir del 17 de junio. Las autoridades indicaron al respecto que esperan que los habitantes ayuden a acabar con los milicianos que intenten regresar.

"Primero pediremos a las personas de los pueblos y aldeas pequeñas que vuelvan, después a los de las ciudades principales, incluida Mingora", añadió Awan.

El Gobierno esta formando además una fuerza policial comunitaria para ayudar en la seguridad, aunque muchos policías, escasamente armados y casi sin entrenamiento, desaparecieron durante los ataques de los talibán. "Les daremos armas legales y vigilarán sus áreas durante la noche", explicó.

Aun así, el Ejército permanecerá en la zona durante al menos un año, aunque la región quede limpia de milicianos, comentó, asegurando además que los talibán no volverán a recuperar el lugar.

-. Firma: RHUE .-