20 de enero de 2020
  • Domingo, 19 de Enero
  • Sábado, 18 de Enero
  • Viernes, 17 de Enero
  • 11 de febrero de 2010

    El Ayuntamiento de Algete (Madrid) inicia una nueva campaña sancionadora contra los aviones más ruidosos

    MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El Ayuntamiento de Algete (Madrid) ha iniciado una nueva campaña en aplicación de la ordenanza contra el ruido producido por las aeronaves que atraviesan el municipio fuera de huella acústica, que son sancionadas por superar los valores máximos de inmisión como cualquier otra fuente de ruido.

    Algete es la administración pionera en España en aplicar este tipo de sanciones, que persiguen, según el Primer Teniente de Alcalde, David Erguido, que la Administración aeronáutica y las compañías aéreas tomen conciencia de que los aviones causan en la realidad mucho más ruido que el que se refleja en los mapas. Asimismo, se persigue que sean las propias compañías aéreas las que pidan al Ministerio de Fomento rutas menos ruidosas y no las más económicas en términos de eficiencia de combustible.

    A través de estas campañas, el Ayuntamiento ha incoado varios expedientes sancionadores a varias compañías aéreas que han sido abonados por estas y recurridos ante los Tribunales, donde el Ayuntamiento está ganado la mayoría de los procedimientos.

    En la última campaña, el Ayuntamiento incoó 14 expedientes sancionadores por emisiones de ruido al ambiente exterior de aéreas residenciales de más de 55db(A) en periodos de día y tarde. En estos momentos la justicia ha fallado a favor del Ayuntamiento en algunos expedientes sancionando a las compañías con multas que oscilan entre los 6.000 y los 24.000 euros.

    En esta nueva campaña, se realizarán mediciones en configuración norte (85 por ciento de los despegues de los aviones se producen en esta configuración) y en configuración sur.

    El Ayuntamiento de Algete se sitúa en contra de la reforma de la Ley de Navegación Aérea, pues a su juicio, vulnera un derecho fundamental como es el derecho a la intimidad reconocido en una Sentencia del Tribunal Supremo.

    Por ello, Erguido considera que lo más sensato es que el Proyecto de Ley fuera devuelto al Ministerio y que éste creara una mesa de trabajo con los Ayuntamientos y los vecinos afectados para elaborar un nuevo texto de consenso que satisficiera a todas las partes implicadas, y no la reforma que pretende el Ministerio que consiste en la imposición forzosa de ruido a los vecinos afectados.

    Por ese motivo, el pasado lunes se reunieron 15 municipios para oponerse a esta medida creándose una comisión de interlocución con el Ministerio de Fomento con el fin de buscar un acuerdo y que se cumplan las demandas de los vecinos afectados.