26 de octubre de 2020
20 de mayo de 2008

Ban Ki Moon expresa su preocupación por la amenaza que suponen las bombas de racimo

DUBLÍN, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, señaló ayer durante la conferencia mundial sobre las bombas de racimo que comenzó en Dublín, que durante años el organismo mundial ha expresado preocupación por la seria amenaza que estos artefactos implican para civiles, tanto en el momento de su utilización como mucho tiempo después que los conflictos han concluido.

La conferencia está dirigida a negociar un tratado internacional que prohíba su uso. "Al enfrentar decisivamente estas bombas, reduciremos las muertes, el sufrimiento y las privaciones entre los civiles atrapados en los conflictos". "Libremos a las comunidades del horror de estas armas, permitamos que los refugiados puedan regresar a sus hogares y que se le pueda dar a la tierra un uso productivo", dijo Ban.

En la conferencia de Dublín, en la que participan 100 gobiernos, se negocia un tratado que, de aprobarse, prohibiría el uso, desarrollo, producción, almacenamiento y transferencia de las bombas de racimo, además de solicitar la destrucción de sus reservas actuales.