3 de agosto de 2020
26 de febrero de 2009

Bruselas subraya su "profunda preocupación" tras los recientes ataque contra la comunidad gitana en varios Estados

Critica que los romaníes sean convertidos en "chivos expiatorios" para esconder "problemas sociales mayores" en los Estados miembros

BRUSELAS, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

El comisario de Empleo, Asuntos Sociales, Vladimir Spidla, subrayó hoy su "profunda preocupación" por los recientes ataques contra la comunidad gitana en varios Estados miembros, entre los que citó expresamente a Hungría. El comisario reclamó a los Estados miembros "garantizar la seguridad personal de todas las personas dentro de su territorio" y no cerrar los ojos a "los problemas reales" a los que se enfrenta la comunidad romaní en Europa.

"En algunos Estados miembros parece que los romaníes se han convertido en el blanco de la violencia racista organizada, alimentada por un populismo político, una retórica del odio y la moda mediática. En algunos casos, los romaníes están siendo convertidos en chivos expiatorios de problemas sociales mayores", subrayó el comisario en un comunicado.

El asesinato de un padre de familia de 27 años de etnia gitana y su hijo de cuatro años el pasado 22 de febrero en Hungría hizo recordar la ola de ataques contra campamentos de gitanos que se registraron el año pasado en varias ciudades italianas, incluidas Roma y Nápoles.

Spidla, que no quiso entrar a valorar casos específicos, teniendo en cuenta que "los procedimientos judiciales normales deben ahora tomar su curso", recalcó que el Ejecutivo comunitario "condena firmemente todas las formas de violencia contra los romaníes" y reclamó a los Estados miembros "garantizar la seguridad personal de todas las personas dentro de su territorio". "Si luchamos contra el fenómeno de la exclusión de los romaníes, también luchamos contra las causas en la raíz de la violencia y los estereotipos que sufren los romaníes", agregó.

"No podemos cerrar nuestros ojos a los problemas reales que los romaníes se enfrentan en muchos países europeos. La pobreza extrema, la exclusión social, la falta de empleo regular y el bajo nivel educativo son hechos, pero estos problemas pueden superarse con acciones dirigidas y sensibles, desde el punto de vista cultural, tanto en la Unión Europea como en los Estados miembros", aseguró.

700 AÑOS DE CULTURA Y CIVILIZACIÓN COMUNES

El comisario de Empleo y Asuntos Sociales recordó que "desde hace más de 700 años los romaníes han sido una parte integral de la cultural y civilización europeas" y como "ciudadanos corrientes, tienen derecho a ocupar su lugar en las sociedades abiertas e inclusivas".

Spidla también recordó que "Europa siempre ha sido el defensor de la tolerancia y apoyó la riqueza que la diversidad brinda en nuestras sociedades" y, precisamente por ello, "Europa representa la solidaridad social, democracia y Estado de Derecho, y defiende el rechazo a todo tipo de discriminación bajo cualquier firma que adopte".

"El significado mismo de la Unión Europea es el de superar lo que caracterizó la historia de su continente, incluido el odio racial, pogroms, la quema de los asentamientos. Europa defiende el derecho de todo hombre, mujer y menor a vivir un vida sin discriminación", concluyó.

A pesar de reconocer el problema de integración de la comunidad gitana en varios países de la UE, Spidla recalcó que "la Comisión Europea está participando para atajar la discriminación a la que se enfrenta los romaníes" y, desde esta perspectiva, consideró que Bruselas ha hecho "muchos progresos" para elaborar "una estrategia global e integrada" a favor de la inclusión de los romaníes.