5 de marzo de 2021
14 de abril de 2014

CiU pide reformar la Ley de Subvenciones para no "condenar a ONG a desaparecer"

CiU pide reformar la Ley de Subvenciones para no "condenar a ONG a desaparecer"
CIU

MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El portavoz de Asuntos Sociales de CiU en el Congreso, Carles Campuzano, ha pedido al Gobierno que reconsidere el anteproyecto de Ley de Subvenciones que "condena a la desaparición del Tercer Sector" e impulse una legislación que se adapte a las singularidades y necesidades reales de estas entidades sin ánimo de lucro para garantizar su sostenibilidad.

   Así, Campuzano recuerda al Ejecutivo la "importante labor" que realiza el Tercer sector a favor de las personas "más vulnerables", al mismo tiempo que recalca que estas entidades no son las beneficiarias de estas ayudas, sino los diez millones de personas a las que van dirigidas sus acciones.

AGRAVA SUS PROBLEMAS

   Por ello, presenta una proposición no de ley en el Congreso en la que pone de manifiestado "el malestar y la preocupación" que ha generado en el Tercer Sector la reforma de la Ley de Subvenciones que impulsará el Gobierno, que "no sólo no resuelve los problemas y graves perjuicios para el tejido asociativo de la actual legislación vigente, sino que los agrava".

   A su juicio, con este proyecto del Gobierno aumenta la burocracia y los trámites administrativos, que dificultan el acceso a las subvenciones, además de empeorar los procesos de justificación de pagos. Por ejemplo, critica que no se permita la aceptación de facturas electrónicas como comprobante de pago.

   Es más, sostiene que otro de los aspectos negativos de la Ley es que no fija un plazo por parte de la Administración para el abono de la subvención, además de que la entidad debe anticipar el importe íntegro de esta ayuda.

   Asimismo, la nueva Ley que quiere impulsar el Gobierno obliga a las entidades a financiar con fondos propios o privados un 25 por ciento de cada proyecto que desarrollen, a lo que se suma el endurecimiento del régimen sancionador, pues aumenta el tipo y la cantidad de la sanción.

   Según denuncia el nacionalista catalán, esta reforma legislativa "agrava" el problema actual del tejido asociativo y, no sólo eso, si no que pone en riesgo la subsistencia de más del 90 por ciento de estas entidades, al no tener en cuenta, según denuncia el sector, que estas entidades son "una correa transmisora" que no obtiene retorno de sus acciones por lo que se debería diferenciar la subvenciones de interés general de aquella que no lo es.

   "La nueva Ley debería nacer con vocación de largo alcance y en respuesta a las debilidades de la actual normativa", incide Campuzano, quien reclama al Gobierno anule su reforma de la Ley de Subvenciones e impulse una nueva legislación que incluya un régimen específico para el Tercer Sector de acción social y de cooperación internacional, "que dé respuesta a sus necesidades y contribuya a garantizar su sostenibilidad", sentencia.