4 de abril de 2020
22 de febrero de 2015

CiU, PNV, IU, EPC y ERC piden especificar que el delito de zoofilia incluye prácticas sexuales sin fines comerciales

MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los grupos parlamentarios de PNV, CC, CiU, ERC, IU y EPC han registrado en el Senado diversas enmiendas al proyecto de Ley de reforma del Código Penal para especificar que el delito de zoofilia incluye las prácticas sexuales con animales más allá de su explotación comercial.

En el redactado actual del texto se prevé que se castigue con penas entre 3 meses y un año de prisión e inhabilitación entre uno y tres años para ejercer profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales, al que por cualquier medio o procedimiento maltrate "injustificadamente", causándole lesiones que menoscaben "gravemente" su salud o sometiéndole a explotación sexual, a animales domésticos o amansados, a los que habitualmente están domesticados, a los que de forma temporal o permanente vivan bajo control humano o a cualquier animal que no viva en estado salvaje.

Además, serán agravantes a estas penas y se impondrán en su mitad superior cuando se usen armas, objetos, instrumentos o formas "concretamente peligrosas para la vida del animal", cuando haya habido ensañamientos; cuando el animal pierda o le quede inutilizado un sentido, órgano o miembro y cuando estos hechos se ejecuten en presencia de un menor de edad.

Para especificar que la explotación sexual sin fines comerciales también debe ser considerada zoofilia, CiU propone que como agravante se contemple que se haya utilizado o cedido al animal para fines sexuales, mediando o no contraprestación económica. En concreto, a diferencia del resto de grupos, propone que en vez de "uso" el texto hable de "abuso o explotación con fines sexuales".

Por su parte, el Grupo Parlamentario Vasco quiere que en el futuro artículo 337 --que regula la zoofilia-- se excluyan los términos "injustificadamente" y "gravemente" y se añada "haciendo objeto de cualquier práctica sexual". La iniciativa va dirigida también al mismo fin, que no solo se penalice la explotación sexual animal, sino también cualquier práctica en la que no medie contraprestación económica.

En esta línea, IU pretende añadir a este artículo el término "uso" para evitar que se archiven denuncias cuando no haya mediado una razón empresarial o explotación sexual, que tiene una connotación económica. Así, se trataría de evitar que "todo tipo de perversiones y abusos hacia el animal" queden impunes. IU recuerda, en su justificación para este cambio, las reformas acometidas en otros países de Europa o de América Latina que incorporan el término "uso" o "actos" sexuales con animales. El último país en prohibir el sexo con animales ha sido Dinamarca, en octubre de 2014.

Mientras, el grupo parlamentario de la Entesa pel Progrés de Cataluña (EPC) plantea modificar el "sometiendo a explotación sexual" por "uso con fines sexuales". EPC considera que el término explotación sexual plantea problemas de aplicación práctica, con riesgo de interpretaciones judiciales restrictivas que, en todo caso limitarían los supuestos condenables a actividades económicas de proxenetismo o participación en espectáculos de bestialismo, excluyendo así del tipo penal otras prácticas de zoofilia socialmente reprochables y, por ende, penalmente relevantes.

Para especificarlo de forma general, propone añadir en el Preámbulo de la Ley un párrafo que especifica que "el término explotación sexual del artículo 337 no solo incluye prácticas de zoofilia que supongan actividades económicas o comerciales en las que se utilizan animales con una finalidad de carácter sexual, sino aquellas prácticas privadas de zoofilia en las que pudieran estar implicadas, incluso, víctimas humanas y que como tales han sido penadas en otros países del continente europeo".

INCLUIR MIEMBROS ANIMALES EN VIOLACIONES

Por otro lado, y al margen de la zoofilia, EPC plantea una modificación en el artículo 179 que considera violación, tipificada con penas de entre 6 meses y 12 años, la agestión sexual que consista en acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal o la introducción de miembros corporales u objetos por las dos primeras vías. En este caso, plantea que se especifique que los miembros corporales pueden ser "de naturaleza humana o animal".

La formación considera preciso incluir expresamente la posible naturaleza animal y no solo humana de los miembros corporales usados en un ataque sexual, tanto con carácter general en el artículo 179, como "muy especialmente" en los artículos 182 y 183 que contemplan estos delitos a menores de edad como víctimas.

Por su parte, ERC también quiere añadir la palabra "uso" a la nueva redacción del artículo 337.

Para leer más