28 de octubre de 2020
9 de enero de 2020

El Congreso estudia hacer accesible el Congreso tras el nombramiento de Echenique como portavoz de Unidas Podemos

El Congreso estudia hacer accesible el Congreso tras el nombramiento de Echenique como portavoz de Unidas Podemos
El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián (izq) y el secretario de Acción de Gobierno, Acción Institucional y Programa de Podemos, Pablo Echenique (dech), en el Congreso - EDUARDO PARRA - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 9 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Congreso de los Diputados está estudiando la accesibilidad del Hemiciclo tras el nombramiento de Pablo Echenique como portavoz parlamentario de Unidas Podemos, según han informado a Europa Press fuentes de la Cámara baja. El diputado, el primero en este cargo con una discapacidad, sufre una atrofia muscular espinal que le obliga a desplazarse en silla de ruedas.

Durante la pasada legislatura, Echenique tenía su escaño situado en la parte más alta del Hemiciclo, conocido como el gallinero, al que se puede acceder a través de un ascensor. Además, el sistema informático se adaptó para que pudiera votar, con un aparato que ya usaba el 'morado' cuando era representante en las Cortes de Aragón.

Sin embargo, su nuevo cargo le obliga a sentarse en primera línea, una situación para la que las instalaciones del Hemiciclo no están adaptadas, pues se accede a estos puestos a través de escaleras. De hecho, Echenique ha seguido el debate de investidura, celebrado estas últimas semanas, desde el centro de la sala.

UNA MESA AUXILIAR Y UN MICRÓFONO

El diputado aragonés tampoco tendrá acceso a la tribuna, desde donde los portavoces se dirigen al Congreso en sus intervenciones. Hasta ahora, Echenique se dirigía al Pleno en una mesa que se le facilitaba, junto con un micrófono, y que se colocaba cerca de la mesa de las taquígrafas, en el centro del Hemiciclo.

El dirigente 'morado' es el primer portavoz parlamentario con discapacidad, pero antes que él ya hubo otros dos diputados en silla de ruedas. El primero, Francisco Vañó (VIII, IX y X legislaturas), del PP, fue quien obligó al Congreso a adaptar la mayor parte de sus instalaciones; el segundo, el también 'popular' Ignacio Tremiño fue diputado en la XII legislatura y ahora ejerce su labor en la Asamblea de Madrid.