16 de enero de 2021
7 de abril de 2008

La Consejería de Medio Ambiente destina 165.000 euros a estudios de contaminación por partículas en Canarias

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial del Gobierno de Canarias, que dirige Domingo Berriel, ha destinado una partida de 165.000 euros a la realización en la Comunidad Autónoma de un proyecto sobre estudios de contaminación por material particulado en Canarias desde 2007 a 2010.

Este tipo de contaminación, que está motivada principalmente por los episodios africanos, es uno de los problemas más importantes que existen en el Archipiélago en materia de calidad del aire, debido a los efectos adversos que tiene en la salud humana y en el medio ambiente, según informó la Consejería en un comunicado.

La realización de este proyecto se ejecuta en el marco de un convenio de colaboración suscrito conjuntamente por el departamento autonómico y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), concretamente por el consejero Domingo Berriel y el vicepresidente de Organización y Relaciones Institucionales del CSIC, Rafael Rodrigo.

El convenio entre la Consejería y el CSIC tiene por objeto "regular la colaboración entre ambos para la realización de la investigación, y recabar y analizar toda la información sobre el origen y composición de la contaminación por partículas en Canarias, como base para la correcta evaluación de la calidad del aire ambiente y para la elaboración de los correspondientes planes de actuación en las Islas".

El importe destinado a la financiación de la investigación se distribuye en dos anualidades de 41.400 para los años 2008 y 2009 cada una de ellas, y otra de 82.800 para 2010, según establece el convenio suscrito, que estará vigente hasta el 31 de diciembre de 2010.

A través de este proyecto, se determinarán las fuentes de contribución a los niveles de contaminación por material particulado en la aglomeración de Santa Cruz de Tenerife y se desarrollará una metodología que permita evaluar el continuo impacto de las emisiones de los vehículos en los niveles de partículas en suspensión en la citada aglomeración, siendo los resultados de estas investigaciones, directamente extrapolables al resto del Archipiélago, según apunta el convenio suscrito.

SANTA CRUZ, CON NIVELES SUPERIORES.

El lugar escogido es uno de los más representativos de la situación de contaminación por partículas en Canarias debido a la acción simultánea de diversas fuentes de emisión de contaminantes, naturales y antropogénicas; y el interés y necesidad del estudio de partículas en Santa Cruz de Tenerife obedece al hecho de que este lugar haya superado, en los últimos años, el valor límite diario de PM10 (material particulado de diámetro aerodinámico) y PM2.5 (material particulado de diámetro aerodinámico), lo que obliga a las administraciones competentes a la adopción de planes de acción, según apunta el acuerdo suscrito.

Las superaciones en este lugar, que están muy frecuentemente ligadas a las condiciones meteorológicas asociadas al transporte de polvo africano, favorecen además el "estancamiento" del resto de contaminantes antropogénicos en esta área metropolitana.

El desarrollo del proyecto no sólo permitirá estudiar y caracterizar la situación actual de la contaminación por partículas en Santa Cruz, sino también estudiar si existe alguna "tendencia y periodicidad", y evaluar el impacto de la posible nueva situación en cuanto al cumplimiento de la normativa actualmente vigente.

Este estudio además incluye una "nueva metodología" para determinar con exactitud la contribución de las emisiones de los vehículos a los niveles de partículas en suspensión en Santa Cruz, que permite evaluar en continuo el impacto de estas emisiones mediante la medición de partículas ultrafinas y de black-carbon ("hollín").

De esta forma, los resultados obtenidos, --esenciales para los planes de actuación a medio plazo--, serán la base para activar a través de los correspondientes planes de acción, las medidas pertinentes sobre las fuentes de emisión concretas, que contribuyen de manera directa a las superaciones de los valores límite de PM10 y PM2.5, de cara a lograr que estos valores vuelvan a los niveles reglamentarios.

Según la metodología a seguir en el proyecto, el muestreo de PM10 y PM2.5, que se llevará a cabo directamente en un punto representativo de la aglomeración de Santa Cruz, serán de 24 horas de duración cada uno de ellos, periódicos y simultáneos. En este proceso, se tomarán un total de 75 filtros de PM10 y 75 filtros de PM2.5 por año y las muestras se recogerán varias veces por semana, de forma que el resultado anual sea representativo de la situación del área de estudio a lo largo de cada año.

Una vez recogidos los filtros, se realizarán, entre otras, determinaciones gravimétrica de las concentraciones diarias, caracterización química y estudio de contribución de fuentes.

Para supervisar la marcha del proyecto, se establece la creación de una Comisión de Seguimiento formada por un representante técnico de cada parte, cuyas funciones serán velar por el buen desarrollo del proyecto, interpretar los términos del acuerdo que lo requieran y aprobar las modificaciones no sustanciales en la realización del trabajo que por causas no previstas pudieran ser necesarias, según el convenio suscrito.