29 de marzo de 2020
22 de julio de 2008

CORR.- Santander estudiará la propuesta de ROMANÉS de colaborar en un programa de salud para la población gitana

(Esta noticia sustituye a la anterior por precisión en el titular. Disculpen las molestias)

Cantabria estudiará la propuesta de ROMANÉS de colaborar en un programa de salud para la población gitana

El presidente de esta Plataforma de Asociaciones Gitanas se entrevistó hoy con el consejero de Sanidad

SANTANDER, 22 (EUROPA PRESS)

El consejero de Sanidad cántabro, Luis María Truan, se comprometió hoy a estudiar y valorar la propuesta planteada por la Plataforma de Asociaciones Gitanas de Cantabria (ROMANÉS) de colaboración en un programa de salud destinado a la población gitana.

Así se lo aseguró Truan al presidente de ROMANÉS, José Alfredo Vargos, durante el encuentro que ambos mantuvieron y del que ha informado el Gobierno de Cantabria en un comunicado.

Durante la entrevista, Vargas expuso algunos datos relacionados con la situación sanitaria de esta minoría étnica. Entre ellos, su mortalidad infantil, más elevada que la media nacional, un índice de vacunación "deficitaria" entre los pequeños y, en general, un seguimiento "inadecuado" de su salud que, por otra parte, se "resiente" de una "deficiente" alimentación y de un mayor número de accidentes o lesiones involuntarias.

Además de representar un grupo de riesgo para las malformaciones congénitas y de tener una esperanza de vida menor que la mayoría, entre las personas gitanas se registra una elevada tasa de embarazos y partos a edades tempranas y muy avanzadas, poca información acerca de la planificación familiar y envejecimiento prematuro con incidencia de enfermedades impropias de la edad.

Las mismas asociaciones agrupadas en ROMANÉS consideran como posibles causas de estas situaciones la carencia de educación, ingresos o vivienda adecuada y los procesos de exclusión y marginación social, pero también el hecho de que esta parte de la población no percibe la salud como una necesidad prioritaria sino como la ausencia de enfermedad y tiene escaso sentido de la prevención.

FIGURA DE MEDIADOR COMUNITARIO DE SALUD.

En la presentación de su plan ante Truan, los representantes de la etnia gitana explicaron los fines del mismo, que se centran, básicamente, en la educación para la salud, el uso adecuado de los servicios sanitarios y la mejora de las relaciones entre profesionales sanitarios y pacientes gitanos, previendo así la aparición de posibles conflictos.

Para alcanzar estos objetivos en Cantabria, donde residen entre 3.500 y 4.000 personas gitanas, solicitan un convenio de colaboración con la Consejería de Sanidad y proponen la creación de redes de agentes o mediadores comunitarios de salud que den servicio a esta parte de la población cántabra.

Su petición ha sido presentada junto con los resultados probados de una experiencia similar que se viene desarrollando con éxito en Navarra desde 1987 y que ya en 2005 se hizo acreedora de un premio europeo destinado a promover la inclusión social en los estados miembros de la Unión Europea.