28 de mayo de 2020
11 de diciembre de 2008

Cumbre UE.- Poettering dice que la falta de acuerdo comprometería el papel líder de la UE contra el cambio climático

BRUSELAS, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Parlamento Europeo, Hans-Gert Poettering, advirtió hoy a los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea de que la falta de un acuerdo sobre el paquete de medidas contra el cambio climático "comprometerá" el papel de liderazgo que la Unión Europea quiere desempeñar en esta área a nivel internacional.

Las consecuencias del cambio climático son "el desafío del siglo", en palabras del presidente de la Eurocámara durante su discurso en el Consejo Europeo que se celebra en Bruselas, cuando insistió en que la UE conserve su "liderazgo" a escala internacional para librar esta batalla y emplazó al Consejo a "respetar sus (propias) obligaciones".

En este sentido, afirmó que el Parlamento Europeo ha intentado "respetar el justo equilibrio entre los objetivos climáticos y los imperativos económicos" y defendió la "credibilidad" del paquete energético porque recoge el equilibrio entre "la necesidad de flexibilidad en materia de transposición" para los Estados miembros y el "respeto por los objetivos clave".

De cualquier modo, advirtió de la importancia para el Parlamento Europeo de que "la financiación de las inversiones en nuevas tecnologías limpias del futuro, como el almacenamiento de carbón, quede garantizada".

El presidente del PE también abordó la crisis financiera para pedir que "todas las instituciones y productos financieros estén sometidos a las reglas europeas", de modo que abarquen ciertos productos "a menudo tratados fuera del sector bancario tradicional" y que "han contribuido netamente a la crisis actual" en el seno del "sistema bancario paralelo".

Además, instó a pensar en un plan de trabajo y programa legislativo "más ambicioso" que el presentado por la Comisión Europea porque, aseguró, "no podemos esperar a 2010 para pasar a la acción legislativa".

Poettering también subrayó la importancia de que las reformas a nivel internacional no supongan "descuidar los asuntos internos" y abogó por "adaptar el marco jurídico europeo" y "no esconderse detrás de las reservas nacionales". Se trata de llegar a un marco apropiado de supervisión de los mercados financieros dentro del mercado interior, en donde "los principios claros de la economía social sean respetados".