26 de enero de 2020
  • Sábado, 25 de Enero
  • Viernes, 24 de Enero
  • 14 de abril de 2010

    Defensa del acusado de intentar degollar a su mujer en Gran Canaria alega que "le sentó mal" una medicina para Parkinson

    LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La defensa de un acusado de intentar degollar a su esposa con un cuchillo de cocina mientras ella dormía en el domicilio familiar en el municipio de San Bartolomé de Tirajana, al sur de Gran Canaria, alega que al hombre "le sentaron mal" unas medicinas que ingirió para su enfermedad del Parkinson.

    La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas suspendió hoy el juicio previsto contra J.M.L.D., de 51 años de edad, para quien la Fiscalía ha solicitado imponer 14 años de cárcel por un presunto delito de asesinato en grado de tentativa.

    Uno de los letrados del procesado, Pedro Hidalgo --que lleva la defensa junto con el abogado Francisco Santana--, informó a los medios de comunicación de que el juicio se ha aplazado para el 27 de abril (09.30 horas) "porque no se citó debidamente a un perito", un médico propuesto a instancias del Ministerio Público.

    "INCAPACIDAD MENTAL"

    También informó de que solicita la libre absolución para su cliente, al entender que "concurre en este caso una situación de incapacidad mental, que hace que este señor en su momento no fuera responsable de lo que hacía".

    Explicó que dicha situación se produjo "debido a la ingesta de unas medicinas que le hicieron daño". "El hombre estaba siendo tratado de Parkinson y le mandaron unas medicinas que entienden los médicos forenses y los psiquiatras que lo han visto que se produce una situación de inimputabilidad debido a la ingesta de estas medicinas", apuntó.

    El escrito de conclusiones provisionales de la Fiscalía precisa que sobre las 06.30 horas del 13 de julio de 2009, la mujer del procesado se encontraba durmiendo en su casa, cuando él, supuestamente "con la finalidad de acabar con su vida", cogió un cuchillo de cocina y "a la vez que le sujetó el cuello, comenzó a cortárselo intentando degollarla".

    EL CUCHILLO SE LE PARTIÓ

    "Como no lo conseguía porque el cuchillo se le partió, lo soltó y con las dos manos trató de estrangularla quedando ella aturdida, ante lo cual el procesado pensó que la había matado, dejándola en la cama, momento en que la mujer aprovechó para huir", añade el Ministerio Público.

    Debido a la agresión la víctima sufrió dos heridas en el lado derecho del cuello y dos más en la oreja y la mano izquierda. La mujer renuncia a la indemnización por las lesiones, precisa el escrito.

    Por todo ello, la Fiscalía ha solicitado imponer 14 años de cárcel a J.M.L.D. --en prisión por esta causa desde el 16 de julio de 2009--, y la prohibición de acercarse a menos de 500 metros a la víctima, a su domicilio o lugar de trabajo, así como comunicarse con ella durante 15 años.