23 de enero de 2021
16 de diciembre de 2008

Defensor del Menor andaluz crea un órgano asesor de la institución integrado por menores para la custodia de sus derechos

El Consejo 'e-Foro de Menores' estará constituido por entre ocho y 16 menores y respetará la pluralidad social y la paridad

SEVILLA, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Defensor del Menor de Andalucía, José Chamizo, ha creado un órgano de asesoramiento de la institución que estará integrado por menores con el objeto de fomentar la participación infantil y juvenil en asuntos que afecten a la protección y defensa de derechos de los niños.

Según una resolución del Defensor recogida por Europa Press, este Consejo de Participación Infantil y Juvenil, denominado 'e-Foro de Menores', nace ante la necesidad detectada por la institución de "impulsar la promoción y desarrollo de la participación infantil y juvenil fomentando un proceso de diálogo y el intercambio del punto de vista niños y adolescentes en el cual cada vez asuman mayores responsabilidades en aquellos asuntos que les afecten".

El Consejo estará integrado por el Defensor del Menor, la adjunta designada para el auxilio del mismo en materia de protección de menores, y un máximo de 16 consejeros, designados por Chamizo entre el alumnado elegido como representantes en los Consejos Escolares o como delegados de grupo, los miembros electos de los Consejos Locales infantiles y juveniles constituidos en los Ayuntamientos de Andalucía o representantes de asociaciones de mayor implantación en la comunidad.

El equipo del consejo, en el seno del cual se procurará la paridad entre niños y niñas y la pluralidad social, asesorará al Defensor sobre cuantas cuestiones considere necesario, propondrá proyectos y líneas de investigación sobre asuntos que afecten a la defensa de la infancia y contribuirá al desarrollo de proyectos de divulgación de los derechos de los menores en Andalucía.

Se reunirá en Pleno una vez al año, aunque se podrá convocar siempre que el Defensor del Menor de Andalucía lo estime necesario. Además, debatirá periódicamente, a través del uso de las nuevas tecnologías, sobre cuestiones previamente seleccionadas.

La duración del mandato de los consejeros será de dos años y continuarán en su cargo a pesar de que cesen por cualquier razón como representantes del alumnado, miembros de los Consejos Locales o de asociaciones infantiles y juveniles a las que venían perteneciendo hasta que se nombre a la persona que lo sustituya.

No obstante, los consejeros cesarán automáticamente en su cargo al cumplir la mayoría de edad. Hasta entonces, están obligados a guardar estricta reserva sobre los asuntos que traten en el Consejo de Participación y no tendrán derecho a retribución alguna, salvo las indemnizaciones que fueran oportunas en concepto de dietas o desplazamientos.

Para Chamizo, este órgano tiene como misión fundamental -que los menores sean considerados y, por tanto, tratados como ciudadanos de pleno derecho, y no "simplemente como sujetos pasivos circunscritos a los objetivos y prioridades del mundo de las personas adultas".