8 de diciembre de 2019
  • Sábado, 7 de Diciembre
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • Jueves, 5 de Diciembre
  • 10 de mayo de 2018

    El Defensor del Pueblo pide al Gobierno un IVA del 4% a los productos de apoyo para personas con baja visión

    El Defensor del Pueblo pide al Gobierno un IVA del 4% a los productos de apoyo para personas con baja visión
    EUROPA PRESS - ARCHIVO

    MADRID, 10 May. (EUROPA PRESS) -

    El Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, ha instado al Ministerio de Hacienda a que estudie aplicar un IVA superreducido del 4% a los productos de apoyo que utilizan las personas con baja visión para poder desempeñar sus actividades diarias.

    Según ha informado la institución en un comunicado, la baja visión es una condición permanente sin cura y las personas afectadas tienen que usar dispositivos como anteojos de lupa, lupas de patas y de mano, telescopios o amplificadores de vídeo para "mitigar su discapacidad y reducir su desventaja social".

    "Sin embargo, y al contrario de lo que sucede con los productos destinados a personas con otros tipos de discapacidad, las ayudas y elementos de apoyo que utilizan las personas con un alto déficit visual no se consideran de primera necesidad y por tanto su compra está gravada con un IVA general del 21% o reducido del 10%", expone el Defensor del Pueblo.

    Por ello, la institución recuerda que "los poderes públicos tienen que asegurar una igualdad entre los individuos real y efectiva mediante acciones positivas para que todos puedan disfrutar de una vida digna", y recomienda a Hacienda que elabore un catálogo de los productos que podrían beneficiarse de esta posible rebaja fiscal en colaboración con las asociaciones que representen a colectivos de personas con deficiencias visuales graves.

    Esta recomendación tiene su origen en la queja presentada por un
    representante del grupo de trabajo Accesibilidad Visión Baja (AVIBA), que se dirigió a la institución por considerar injusto que las personas con déficit visual con un grado de discapacidad superior al 33% soporten un IVA mayor que el resto de personas con discapacidad cuando adquieren los productos de apoyo que necesitan.