21 de octubre de 2020
18 de septiembre de 2020

Esade EcPol propone "eliminar burocracia" para acceder al Ingreso Mínimo Vital y "desestigmatizarlo"

Esade EcPol propone "eliminar burocracia" para acceder al Ingreso Mínimo Vital y "desestigmatizarlo"
Oficina para tramitación del IMV - ADELANTE SEVILLA

MADRID, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Centro de Políticas Económicas Esade EcPol ha recomendado eliminar burocracia y desestigmatizar el Ingreso Mínimo Vital (IMV) para hacerlo accesible a quienes más lo necesitan.

"Sobre el papel, esta nueva política vendría a reforzar la red de protección en España, históricamente deficiente. Lamentablemente, el despliegue de este plan nacional se está enfrentando a numerosos problemas. En agosto, solo se habían procesado el 19% de las solicitudes", señala el informe de Esade EcPol firmado por el economista Octavio Medina.

Además, según precisa, miles de personas con derecho a percibir el ingreso mínimo no habían podido acceder todavía a este programa, por múltiples razones, como la falta de personal para revisar la documentación, las limitaciones organizativas debidas a la covid-19 o el hecho de que numerosas solicitudes estaban incompletas o contenían errores.

Según la portavoz del Gobierno, cerca del 40% de las solicitudes no incluían la documentación exigida. "Si casi la mitad de los solicitantes cometen errores al rellenar la solicitud, es bastante probable que el problema sea debido al diseño del programa o de la solicitud, y no al solicitante", apunta el experto.

Ante esta situación, propone, en primer lugar, "simplificar los procesos y eliminar la burocracia, transfiriendo la carga administrativa del ciudadano al Estado", ofreciendo también asistencia "gratuita y fiable" y orientación a los solicitantes que lo necesiten.

Asimismo, recomienda "hacerlo accesible", facilitando el acceso por distintos canales teniendo en cuenta las preferencias y las necesidades de los diferentes grupos de destinatarios pues, por ejemplo, las plataformas online pueden ser menos accesibles para los mayores de 65 años.

Igualmente, el experto considera necesario "desestigmatizarlo", garantizando "el respeto y la dignidad" a lo largo del proceso de solicitud y en las interacciones personales, al objeto de normalizar el recurso.

Asimismo, plantea que hay que llegar directamente a los potenciales beneficiarios y utilizar las redes locales pues "las poblaciones de rentas más bajas son las que pueden salir más beneficiadas de este ingreso mínimo pero, simultáneamente, son las que están en peores condiciones de acceder fácilmente a él".

Por ello, el autor del informe considera que los gobiernos locales y las organizaciones comunitarias son "esenciales". "Utilicemos sus
datos para nuestros procesos de identificación, con el fin de asegurarnos de que nadie se queda al margen", señala.