26 de octubre de 2020
20 de mayo de 2008

La Eurocámara debate hoy la situación de los gitanos en Italia

ESTRASBURGO (FRANCIA), 20 May. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Parlamento Europeo debatirá hoy sobre la situación de los gitanos rumanos en Italia tras los ataques de la semana pasada, que se tradujeron en la quema de varios de sus campamentos en Nápoles, así como sobre los problemas de integración de la población romaní en toda la UE.

El debate fue introducido a última hora en la agenda a petición del grupo socialista y con la oposición del PP europeo, en el que está integrado el grupo Forza Italia de Silvio Berlusconi.

El cambio en el orden del día se aprobó por 106 votos a favor, 100 en contra y 2 abstenciones. El líder de los socialistas europeos, el alemán Martin Schulz, explicó que el objetivo del debate es logar que la Comisión Europea explique qué medidas ha tomado en los últimos años para mejorar la integración de los gitanos y qué hará en el futuro para "evitar que se den situaciones como la que vivimos en Italia en la actualidad".

Schulz calificó la situación en Italia de "difícil" pero dijo que "la cuestión de la protección de las minorías y la integración de los gitanos no es un problema específicamente italiano" sino que afecta a toda la UE.

La propuesta del líder socialista fue respaldada por la copresidenta del grupo de los Verdes en la Eurocámara, Mónica Frassoni. Frassoni dijo que la Unión Europea tiene "medios" para intervenir en este problema, pero éstos "no se conocen y por tanto no se debaten".

En contraste, el presidente del grupo popular en la Eurocámara, Joseph Daul, se opuso a que se celebre hoy el debate sobre la situación de los gitanos en Italia. Daul alegó que la situación de la población romaní en la UE ya se abordó en septiembre de 2007 y se volverá a tratar en el futuro. Daul pidió que la situación en Italia se debata en la comisión de Justicia, Libertad y Seguridad y no en el pleno.

La Comisión Europea dijo el pasado viernes que sigue "con mucha atención" la situación de la comunidad gitana en Italia y condena "todo acto criminal". No obstante, señaló que de momento las autoridades italianas no han vulnerado la normativa italiana y que por ello el Ejecutivo comunitario no puede actuar.

Bruselas recordó en todo caso que las expulsiones de inmigrantes irregulares deben realizarse caso por caso y bajo supervisión judicial y no de forma masiva.