5 de marzo de 2021
11 de septiembre de 2008

Gobierno de Cantabria y "la Caixa" inician un nuevo programa de atención al cuidador familiar de personas dependientes

PAMPLONA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Navarra y la Obra Social de 'la Caixa' han puesto en marcha el programa 'Un cuidador. Dos vidas' dirigido a los familiares que cuidan a personas dependientes en la Comunidad foral, cuyo objetivo es ofrecer a este colectivo un conjunto de recursos e instrumentos que faciliten su labor diaria de cuidado del familiar dependiente, así como potenciar su autocuidado y mejorar la calidad de vida de las familias que se encuentran en esta situación.

Este programa se enmarca en el convenio de colaboración suscrito esta mañana por la consejera de Asuntos Sociales, Familia, Juventud y Deporte, María Isabel García Malo; y Javier Aramburu, director de Área de Negocio de 'la Caixa', en el transcurso de una rueda de prensa celebrada en el Palacio de Navarra, y en la que también participó Nuria Danés, responsable del Programa de Atención a la Dependencia de 'la Caixa'.

Con esta iniciativa, el Gobierno de Navarra y la Obra Social de 'la Caixa' persiguen reconocer de forma explícita y apoyar la importante tarea que llevan a cabo las personas cuidadoras familiares, facilitándoles herramientas para que puedan mejorar su calidad de vida y desarrollar su labor de una manera más eficaz, previniendo el desgaste que conlleva su tarea.

EN CIFRAS

Según datos de 'la Caixa' elaborados a nivel nacional, el 85 por ciento de los cuidadores que asisten a personas dependientes son cuidadores familiares y, de éstos, el 40 por ciento no reciben ayuda de ninguna otra persona. Un 65 por ciento de los cuidadores ven reducida su salud física y/o psíquica, y uno de cada cinco desarrolla el denominado "síndrome del cuidador quemado", que provoca efectos graves sobre la salud.

En el caso concreto de la Comunidad foral, según datos del Gobierno de Navarra existen actualmente un 18 por ciento de personas mayores de 65 años, unas 106.000, con lo que se sitúa en el promedio del resto de España, aunque destaca el hecho de que cada vez existe un número mayor de personas que han cumplido los 85 años, síntoma del aumento de esperanza de vida y de la calidad de vida de las personas mayores.

Con datos de agosto de este año 2008, el Gobierno de Navarra ha valorado su grado de dependencia a 14.940 personas, de las cuales 5.373 son grandes dependientes, 4.396 dependientes severos, 3.447 dependientes moderados y 1.724 no dependientes. Hasta este momento, más de 7.000 personas se están beneficiando de alguna ayuda económica dirigida para dependencia y atención en el domicilio.

Aproximadamente un 80 por ciento de las personas que solicitan ayudas lo hacen para la modalidad de cuidado en el entorno familiar. Es decir, que en lugar de optar por contratar una persona o empresa para su atención, deciden que ese cuidador se haga a través de un familiar cuidador, principalmente, en un 83 por ciento mujeres, cuyo perfil es el de más de 50 años con escasa formación, sin empleo retribuido, entendiendo en un 90 por ciento de los casos que se trata de un deber moral.

GUÍA DE CONSULTA

El programa 'Un cuidador. Dos vidas' incluye tres líneas de actuación: una guía de consulta, talleres presenciales y un servicio de atención telefónica. La guía incluye cinco bloques temáticos, divididos en dos volúmenes, con pautas y consejos para la persona dependiente y su cuidador familiar.

El primer bloque se denomina 'Cuidemos al cuidador', y desgrana una serie de aspectos físicos y emocionales dirigidos al cuidador familiar para mantener y mejorar su salud física y mental. Así, ofrece soluciones a problemas que la persona cuidadora se plantea a diario, como las formas de organizarse las tareas y planificar el tiempo; la esfera personal y emocional del cuidador, centrándose en la importancia de que cuidarse a sí mismo es la mejor manera de cuidar a su familiar, especialmente en los recursos para manejar los pensamientos erróneos, pautas para afrontar la soledad y el aislamiento, la importancia del sueño, problemas físicos, la ansiedad o la depresión, entre otros.

También se analiza el entorno familiar y social del cuidador familiar, los primeros pasos a dar ante la nueva situación de dependencia, el trabajo conjunto de toda la familia, y la importancia del tiempo personal de la persona cuidadora. Capítulo importante es el dedicado al soporte físico dirigido al cuidador familiar para mantenerse activo y en forma, como ejercicios de estiramiento, posturales, de tonificación, de respiración y de relajación.

El segundo volumen de la guía se centra en la persona cuidada, y ofrece pautas para abordar con mayor facilidad diferentes aspectos referidos a la movilidad de la persona dependiente, su alimentación e higiene, o las alteraciones de conducta más habituales en los diferentes grados de dependencia. Otro apartado está dedicado al entorno, la vivienda y las posibilidades domóticas, proporciona orientaciones sobre las mejoras en las viviendas, así como las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías para ayudar a las personas dependientes y facilitar el trabajo del cuidador.

La guía se completa con un directorio de entidades y recursos públicos a disposición de la persona cuidadora en Navarra, y con un DVD que ofrece testimonios de cuidadores familiares que narran su experiencia, además de ofrecer una serie de consejos básicos esenciales en el cuidado de la persona dependiente.

El Gobierno de Navarra enviará por correo un ejemplar de esta guía a todas las personas que perciben ayudas a la dependencia. Además, se facilitará de forma gratuita a todos los cuidadores familiares que lo soliciten, a través del teléfono 900.220.000 o en cualquier oficina de "la Caixa" en Navarra.

TALLERES

El programa incluye también talleres presenciales para personas cuidadoras familiares, que ofrecen información, consejos y el apoyo necesario que permitan a estas personas asumir sus responsabilidades para conciliar todos los ámbitos de su vida, y así mantener y potenciar el equilibrio emocional y físico.

En los talleres se genera un espacio de "descanso activo", se aportan técnicas específicas que permitan al cuidador potenciar el autocuidado, y potenciar la aplicación en la vida cotidiana de los contenidos de la guía. Además, se aprenden técnicas de relajación y se desarrollan habilidades y recursos para cuidar y cuidarse mejor. Los talleres se dirigen a todas las personas cuidadoras familiares de personas en situación de dependencia, sea cual sea la edad y capacidad funcional del cuidador, la etapa del proceso de la persona dependiente, del tipo de dependencia, y de los medios técnicos o humanos de que disponga el cuidador familiar.

El programa se completa con un teléfono gratuito de acogida e información, gestionado por Cruz Roja, en el que pueden resolverse las dudas más frecuentes. Su número es el 900 220 000, que funciona los 365 días del año de 9 a 21 horas, y servirá para orientar acerca de todas las cuestiones referidas a la labor de las personas cuidadoras, en el que se proporciona información práctica y de recursos sociales.