26 de febrero de 2021
18 de enero de 2021

'Impulsa', el programa de apoyo a trabajadores con discapacidad intelectual, duplica sus participantes en 2021

'Impulsa', el programa de apoyo a trabajadores con discapacidad intelectual, duplica sus participantes en 2021
Participantes en el programa Impulsa de la Fundación Juan XXIII - FUNDACIÓN JUAN XXIII

   MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

   Entre agosto y diciembre de 2020 se ha desarrollado con éxito la

   segunda edición del Programa 'Impulsa' de apoyos personalizados para personas con discapacidad intelectual, un proyecto de continuidad que permite fomentar la autonomía, la independencia y la calidad de vida de personas con discapacidad intelectual.

   Puesto en marcha por la Fundación Juan XXIII para los trabajadores de su Centro Especial de Empleo, se trata de un programa de apoyos con carácter preventivo, educativo y "centrado en la persona", tal y como ha indicado la fundación.

   En este sentido, apunta que ya son más de 50 trabajadores de su plantilla de entre 18 y 65 años se vean beneficiados. De hecho, la cifra de participantes de este año, explica, se ha visto incrementada hasta el doble respecto a 2020, cuando 'Impulsa' se puso en marcha por primera vez.

   El proyecto ha estado de nuevo financiado por la Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad de la Comunidad de Madrid en el marco de la convocatoria de subvenciones destinadas a la realización de programas de interés general para atender fines de interés social.

   Con una metodología participativa, el proyecto se ha desarrollado en tres áreas: formación con talleres para el aprendizaje; apoyos personalizados a la 'carta'; y actividades de ocio inclusivo y tiempo libre, que les permite compartir experiencias en grupo o individualizadas.

   La Fundación señala que para proteger a los participantes y a sus familias a consecuencia de la situación por la pandemia, gran parte de los apoyos individualizados han tenido que darse en los propios domicilios y entornos comunitarios de estas personas.

   Además, para paliar los efectos del confinamiento, además, se ha tenido que poner en marcha ciertas acciones concretas dentro de 'Impulsa', como un plan estratégico de alfabetización digital o acciones para la estimulación cognitiva y el bienestar emocional de los participantes, entre otras.

   Gracias a la implementación de estas acciones en 'Impulsa', indical a Fundación, se ha podido mejorar la autoestima de los participantes y, del mismo modo, también su calidad de vida durante estos meses de pandemia.

   En palabras de Blanca Berrio, psicóloga en Fundación Juan XXIII y responsable de este proyexto, su puesta en marcha en la pandemia, ha supuesto "un gran reto para el equipo profesional", y un "esfuerzo de adaptación importante para los participantes y familias".

Para leer más