24 de enero de 2020
  • Jueves, 23 de Enero
  • 1 de agosto de 2013

    Los daños del fuego en la carretera entre Andratx y Estellencs costarán cerca de 600.000 euros

    Los daños del fuego en la carretera entre Andratx y Estellencs costarán cerca de 600.000 euros
    CONSELL

    PALMA DE MALLORCA, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

    El Departamento de Urbanismo y Territorio del Consell de Mallorca se encuentra tramitando un decreto de emergencia para afrontar los daños que el incendio en la Serra Tramuntana provocó en la carretera Ma-10, entre los municipios de Andratx y Estellencs, concretamente entre los puntos kilométricos 110 y 94, y que, inicialmente, se estima que tengan un coste de 600.000 euros.

    Según un comunicado emitido por el Consell de Mallorca, este decreto de emergencia prevé la contratación de brigadas extraordinarias que se sumen a los operarios que trabajan actualmente, así como la reparación de todos los desperfectos que ha sufrido la carretera durante estos días.

    El Consell ha informado de que, según las primeras valoraciones de la Dirección Insular de Carreteras, el fuego ha quemado "numerosas" señales de circulación y casi todas las barreras mixtas de madera y acero instaladas en curvas y zonas de acantilados, a lo largo de casi 15 kilómetros de carretera.

    Pero el mayor peligro, según la institución insular, son los desprendimientos de piedras, provocados por la quema de la vegetación y las altas temperaturas, que rompieron las rocas y que serán más grandes cuando se inicie la época de lluvias, ha añadido.

    Por ello, ha continuado, será necesaria la instalación de vallas metálicas de contención de desprendimientos en varios kilómetros, si bien antes tendrán que efectuarse talas "urgentes" de la vegetación afectada para evitar que caigan sobre la carretera. El asfalto, sin embargo, no se ha visto afectado, ha señalado.

    Por otra parte, el Consell ha afirmado que la Dirección Insular de Carreteras ya inició este miércoles, de forma "urgente", la retirada de pinos del dominio público de la carretera, después de ponerse en contacto con las empresas de la isla especializadas en esta actividad.

    Así, ha agregado, se han sumado las brigadas especiales de 12 operarios que, con las siete de la concesionaria de la conservación, establecerán turnos de mañana y tarde para limpiar y retirar la vegetación quemada y las rocas de la carretera. Además, ha afirmado que la Dirección Insular de Carreteras también ha pedido la colaboración de los voluntarios de protección civil en estas labores.

    De esta forma, la carretera, que permanece cerrada al tránsito desde el pasado viernes, se abrirá tan pronto como se pueda garantizar la seguridad, según el Consell.

    Según el director insular de Carreteras, Rafel Gelabert, al principio de la semana que viene los ingenieros estarán en condiciones de poder dar una fecha de apertura de la carretera, aunque los trabajos continuarán con ella abierta siempre que sea posible.