28 de mayo de 2020
18 de diciembre de 2008

La Junta andaluza dice que el agua del Guadalquivir "ha mejorado" pero aún no hay respuesta científica sobre la turbidez

CÁDIZ, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Cinta Castillo, aseguró hoy en Cádiz que la situación de las aguas del Guadalquivir "ha mejorado mucho" aunque no hay una respuesta científica "oficial" sobre las causas de la turbidez y la salinidad más allá de causas naturales sobre las que "no tenemos ninguna capacidad de actuación".

En rueda de prensa, Castillo reconoció que hace casi un año los índices de salinidad y turbidez del río llegaron a ser "alarmantes", aunque la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir analizó las aguas y "descartó" riesgo para la salud o algún vertido que pudiera haber propiciado la situación.

Por ello, se constituyó una mesa de trabajo con presencia de agricultores, regantes, de la Junta de Andalucía, de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y expertos de las universidades que "sigue trabajando para descubrir las causas".

En este sentido, dijo que "no hay respuesta científica oficial" más allá de las que se barajaban al principio, que apuntaban a "causas naturales, cíclicas e históricas en la vida del río" que se acentuaron con las precipitaciones "masivas" que se produjeron "en poco tiempo" en la primavera de 2008.

Contra estas causas naturales, según indicó, "no hay ninguna capacidad de actuación" por lo que la mesa de expertos y científicos "seguirá trabajando" para indagar en alguna otra causa distinta sobre la que se pueda actuar.

A este respecto, indicó que "la única causa distinta a las naturales" fueron los trabajos para las obras del metro a la altura de San Juan de Aznalfarache y Coria del Río, donde se produjeron unos movimientos de tierra que podrían haber añadido turbidez al río, pero que "en ningún momento se establecen como causa total y originaria de la turbidez".

Según Cinta Castillo, la Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía lleva más de dos meses trabajando para limpiar esos lodos, lo que "ha mejorado" la calidad de las aguas, concluyó.