22 de enero de 2020
  • Martes, 21 de Enero
  • Lunes, 20 de Enero
  • 14 de abril de 2010

    Juzgan hoy en Sevilla a un acusado de estrangular a una prostituta que le negó el servicio

    SEVILLA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La Audiencia Provincial de Sevilla juzgará hoy miércoles a K.O., de nacionalidad marroquí y 24 años de edad, para el que la Fiscalía solicita siete años y seis meses de cárcel por intentar supuestamente matar a una prostituta que se negó a mantener relaciones sexuales con él a cambio de un teléfono móvil.

    Según relata el Ministerio Público en su escrito de acusación, consultado por Europa Press, los hechos tuvieron lugar sobre las 6,00 horas del día 21 de junio de 2009, fecha en la que víctima, C.M.M., ejercía la prostitución por la zona de Su Eminencia de la capital hispalense.

    De esta forma, contactó con el encartado, que se le acercó y requirió sus servicios pidiéndole que le acompañara a su casa, tras lo cual ambos fueron a un edificio ubicado en la barriada de La Plata, "sacando el acusado unas llaves para simular que vivía en el inmueble, franqueando el portal, que estaba abierto, y subiendo ambos a la azotea".

    Tras ello, el imputado extendió una manta en el suelo al fin inicialmente expuesto, pero como la víctima le pidió el dinero por adelantado, el encartado le quiso dar su móvil como pago, a lo que ella se negó, momento en que el imputado "montó en cólera y, de modo totalmente inesperado, la agarró fuertemente con sus manos por el cuello y, poniéndola contra la pared, intentó estrangularla".

    A consecuencia de esto, la víctima perdió el conocimiento momentáneamente, pero cuando la recuperó "se vio en el suelo, y aunque el acusado le dijo que no gritara ella intentó pedir auxilio", momento en el que el acusado "la volvió a agarrar con fuerza del cuello para estrangularla definitivamente, lo que no logró porque ella cogió una botella de cristal del suelo y golpeó al encartado, que se fue herido del lugar".

    Por todos estos hechos, la Fiscalía pide para el imputado siete años y seis meses de prisión y el pago a la víctima de una indemnización de 6.000 euros por un presunto delito intentado de homicidio.