25 de junio de 2019
7 de septiembre de 2015

Le Pen acusa a Alemania de "buscar salarios más bajos" y "esclavos" con la oleada de inmigración

PARÍS/MARSELLA, 7 Sep. (Reuters/EP) -

La líder ultraderechista francesa, Marine Le Pen, ha acusado este domingo a Alemania de pretender recurrir a salarios más bajos y contratar "esclavos" mediante la apertura de sus puertas a miles de inmigrantes y refugiados.

"Alemania probablemente piense que su población está moribunda y es probable que esté buscando salarios más bajos y continúe contratando esclavos por medio de la oleada de inmigración", ha afirmado Le Pen en un mitin en Marsella.

Le Pen ha acusado a Alemania, que tiene la tasa de paro más baja de la Unión, de imponer su política de inmigración en la UE. "Alemania no busca sólo gobernar nuestra economía, quiere forzarnos a aceptar a cientos de miles de refugiados", ha expresado, además de añadir que Francia no tiene los medios ni el deseo de abrir sus puertas "a la miseria mundial".

Las encuestas han estado apuntando a que Le Pen, conocida por sus duras declaraciones contra la inmigración, podría colocarse en segunda posición en la última vuelta para las elecciones presidenciales de 2017.

La inmigración ha aumentado la preocupación de la opinión pública francesa. Otra encuesta ha mostrado este domingo que los ciudadanos franceses están en contra de suavizar las normas para acceder al estatus de refugiado, entre ellos los sirios que han huido de la guerra civil.

A diferencia de Le Pen, el presidente francés François Hollande ha apoyado a la canciller alemana Ángela Merkel. Los dos mandatarios escribieron una carta conjunta a los líderes de la Unión Europea para presionar por el mecanismo de reubicación de los refugiados en todos los Estados miembro.

Además, miles de personas marcharon el sábado por las calles de París y varias ciudades francesas para mostrar su apoyo y solidaridad con los refugiados.

La nación alemana ha estado haciendo frente a un influjo de refugiados récord en las últimas semanas. Miles de ellos han cruzado las fronteras en los últimos días, la mayoría a través de Austria desde Hungría, donde han permanecido varados contra su voluntad durante días.

Alemania, con leyes de asilo relativamente liberales y generosos beneficios, es el mayor receptor de la UE de refugiados que huyen de la guerra en Oriente Próximo y de inmigrantes económicos del suroeste de Europa. Berlín prevé la llegada de 800.000 refugiados e inmigrantes este año.

Le Pen y el expresidente francés, Nicolas Sarkozy, afirmaron el sábado que Europa no podrá acoger a todos los inmigrantes y pidieron la creación de zonas habilitadas para los refugiados antes de su llegada a las fronteras de la Unión Europea.

Para leer más