25 de enero de 2020
  • Viernes, 24 de Enero
  • 14 de abril de 2010

    La madre de la niña de Tiedra (Valladolid) niega que permitiera abusos y afirma que el padre no pasa la pensión

    VALLADOLID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La madre de la niña natural de Tiedra (Valladolid), que fue denunciada por el progenitor por unos supuestos abusos sexuales que habría cometido un varón que convivió con la mujer y con la pequeña, negó estos hechos y aseguró que el padre no ha pasado la pensión de alimentos desde que la sentencia de divorcio, que data de mayo de 2008.

    Según señaló la mujer, identificada como D.G.A. y residente en Tudela (Navarra), en un comunicado recogido por Europa Press las afirmaciones de José Alberto M.S. "no se corresponden con la realidad" ya que el padre interpuso una denuncia por supuestos abusos sexuales ya en verano de 2009 cuando la madre le planteó una denuncia por no devolver a la niña tras las vacaciones de verano, la cual fue archivada por el Juzgado de la localidad navarra.

    La madre de la pequeña de cuatro años recordó que en la sentencia de divorcio se le concedió la guardia y custodia así como una pensión de alimentos que, a la fecha de hoy, "nunca ha sido ingresada por el padre" pese a que el Juzgado navarro despachó la ejecución de sentencia contra José Alberto en al menos tres ocasiones por este impago.

    De hecho, recientemente el Juzgado de Instrucción número 2 de Tudela planteó al representante legal de la mujer si desea formular un escrito de acusación sobre el presunto delito por sustracción de menores e impago reiterado de pensiones.

    El padre de la pequeña, residente en Tiedra, había denunciado a la mujer por consentir unos supuestos abusos sexuales sobre la menor. La acusación está apoyada en un informe psicológico realizado por un gabinete de la capital vallisoletana que, de los encuentros mantenidos con la niña --basados en test proyectivos, entrevistas clínicas y juegos simbólicos-- deduce "indicios de abuso sexual por parte de un adulto que ha convivido con la niña el tiempo que ha estado con la madre".

    Por otra parte, la mujer, de origen rumano, aseveró que presentó hasta seis denuncias desde octubre de 2008 por incumplimientos del varón, quien no devolvía a la pequeña después de las estancias programadas de ésta en el domicilio paterno en Tiedra. Así, la última de ellas consta del pasado mes de enero y la situación concluyó cuando la madre fue a buscar a la niña a la localidad vallisoletana el 25 de marzo.

    No obstante, el hombre denunció a su ex mujer por haber sacado "violentamente" a la menor del centro escolar de la provincia donde la pequeña estaba escolarizada desde principios de enero, cuando el padre había solicitado una modificación de la custodia ante los problemas dados por la mujer.

    Según relataron a Europa Press fuentes del centro educativo, el pasado 25 de marzo la mujer, identificada entró sin permiso en el aula en la que la menor cursaba estudios con intención de sacarla de la misma, si bien la tutora del grupo consiguió en un primer momento que saliera de la sala para esperar a que concluyera la clase y los niños tuvieran recreo. En ese momento, según las mismas fuentes, se llevó a la pequeña con actitud "violenta" y la introdujo en un vehículo, donde la esperaba un "hombre joven".

    La aludida defendió que sacara a la niña violentamente del centro escolar y que simplemente se limitó a cumplir la sentencia y su ejecución. También rechazó que la menor, como afirmó el padre, haya estado un mes y medio sin escolarizar, ya que según la madre padeció dos episodios de enfermedad a principios de diciembre, lo que está justificado médicamente.

    Por otro lado, D.G.A, añadió que la pequeña se encuentra "perfectamente" junto a ella en Tudela y que ella ha cumplido la sentencia "siempre" para facilitar la entrega de la menor a su progenitor. También consideró que el hombre "conoce perfectamente" el domicilio actual en el que se encuentran ambas.