23 de septiembre de 2019
27 de mayo de 2015

Margallo insiste en que las cuotas de asilo "se están discutiendo"

Margallo insiste en que las cuotas de asilo "se están discutiendo"
EUROPA PRESS

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García Margallo, ha insistido en que las cuotas de asilo "se están discutiendo" en la Comisión Europea y, de aprobarse, se distribuirán entre las comunidades autónomas, durante la primera sesión de control al Gobierno en el Congreso tras los comicios autonómicos y municipales del pasado domingo, y en respuesta a la diputada socialista Meritxell Batet, quien quería conocer los planes del Gobierno sobre este asunto.

"El asilo se está discutiendo. Es una propuesta que está encima de la mesa, y se proponen distintos criterios: la población, el PIB, el paro y el esfuerzo en materia de inmigración", ha reiterado el titular de Asuntos Exteriores.

Así, ha dicho que el Gobierno español trabaja por que aumente la ponderación del paro entre esos cuatro factores ya que la población y el PIB cuentan el 40%, mientras que el paro y el esfuerzo que realizan los países en materia migratoria un 10%, un baremo que quiere que ascienda.

"Lo estamos discutiendo y esos criterios probablemente si llegaran a ser aceptados serían los que aplicaríamos para distribuir la cuota de asiliados que nos correspondiera entre todas las CCAA. Entonces veríamos lo que dicen ustedes", ha avisado a la socialista.

CUESTIÓN DE DERECHOS HUMANOS

Mientras, Meritxell Batet, ha pedido al ministro "humanismo y solidaridad" para gestionar este problema de derechos humanos. Durante su intervención ha lamentado que haya más de cinco millones de desplazados en los campos de países limítrofes como Libia, Jordania o Turquía.

A su vez, ha resaltado que la UE quiere ubicar a 60.000 personas y pide a España asilo para el 9%. "¿Cree que con estas circunstancias los españoles no se van a sentir avergonzados de un Gobierno que intenta regatear estas cifras?", le ha preguntado.

Sobre la muerte de más de 5.000 personas en el Mediterráneo este 2015, Batet ha preguntado si el Gobierno va a fijar como prioridad absoluta para que la UE ataje este drama humanitario y quería saber si se iba a elevar esta cuestión a ONU, una respuesta en la que García Margallo no ha entrado.

Además, ha preguntado si haber bajado la cooperación al desarrollo en un 70% es una política acertada, así como bombardear embarcaciones es la solución al problema. Finalmente, le ha pedido que su respuesta no hable de indicadores ni de paro, ni de otros países, porque Rajoy dice que no el paro ya no es un problema en España.

"ESPAÑA, EL QUE MÁS ESFUERZO HA HECHO"

Así, el ministro ha insistido una vez más en que España es el país europeo que "más esfuerzo" ha hecho para controlar sus fronteras, que son también las de la UE. Si en 2006 llegaron a las costas españolas 39.180 inmigrantes, esa cifra se redujo en 2014 a 4.552, ha destacado. "Compare usted la eficacia de la política de inmigración que hacían ustedes y la que hacemos nosotros", ha apostillado.

Además, ha detallado que entre 2013 y 2014, con el incremento de inmigraciones ilegales, en el Mediterráneo central e Italia fue del 267%, y en el Mediterráneo occidental, que corresponde a España, se produjo un incremento del 15% y ha dicho que "eso no es por casualidad".

"La política de inmigración del Gobierno del PSOE dieron unos bandazos que hicieron eco en la UE y pasaron del buen rollito al papeles para todos, una regularización a todo el mundo que fue condenada por todos los países de la UE. A partir de entonces dieron un volantazo y cuando se aprobó la directiva de retorno, el PSOE del Parlamento europeo batió el récord de posibilidades de voto, una diversidad que honra la pluralidad de su grupo", ha advertido.

Así, ha defendido que este gobierno trabaja en el control de fronteras para no crear problemas a los socios de la UE, una política diplomática de desarrollo y de cooperación al desarrollo que ha permitido controlar países de origen conflictivos como Mauritania Senegal o Marruecos y no crea ningún problema al Gobierno europeo.