28 de mayo de 2020
19 de septiembre de 2008

Mari Luz.- Delegado del gobierno en Andalucía dice, en referencia al juez Tirado, que "hay que confiar en la justicia"

GRANADA, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, destacó hoy en relación a la sanción impuesta al juez Rafael Tirado por no haber ejecutado una sentencia contra el presunto asesino de la pequeña onubense Mari Luz Cortés, Santiago del Valle, que "hay que confiar en la justicia, aunque a veces la ciudadanía no entienda algunas decisiones".

López Garzón, que ya había manifestado su desacuerdo con la sanción, recordó hoy que "hay que dejar que se cumpla lo previsto por la ley", permitiendo al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que decida "libremente".

"Esta es una de esas decisiones judiciales que por regla general la población no comprende", insistió el delegado del Gobierno en Andalucía, que asistió hoy en Granada a la presentación oficial del nuevo jefe superior del Cuerpo Nacional de Policía de Andalucía Oriental, Pedro Luis Mélida.

La Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) decidió el pasado día 10 sancionar con una "falta grave" --penada con multas económicas de entre 300 y 3.000 euros-- al juez investigado por no ejecutar una sentencia pendiente por malos tratos contra el presunto asesino de la niña Mari Luz Cortés, Santiago del Valle. La decisión se adoptó por una mayoría de tres votos a favor --los vocales Carlos Ríos, Juan Pablo González y Agustín Azparren-- a dos en contra --las vocales Montserrat Comas y María Ángeles García--.

Este organismo del máximo órgano de gobierno de los jueces respalda con esta decisión el informe elaborado por el instructor --encargado por el propio consejo-- en el que se proponía sancionar al juez Tirado concretamente con una multa de 1.500 euros. La falta grave, contemplada en el artículo 418.11 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, se aplica "por retraso injustificado en la iniciación o en la tramitación de los procesos o causas de que conozca el Juez o Magistrado en el ejercicio de su función".

Los dos votos discrepantes consideraron que deberían haberse devuelto las actuaciones al instructor para que éste formulara un nuevo pliego de cargos, calificando los hechos de falta "muy grave", de desatención en el ejercicio de las competencias judiciales.