29 de noviembre de 2020
14 de noviembre de 2018

Más de 3.000 firmas reclaman ilegalizar el sindicato OTRAS en un manifiesto, mientras más de 1.600 lo apoyan

Más de 3.000 firmas reclaman ilegalizar el sindicato OTRAS en un manifiesto, mientras más de 1.600 lo apoyan
EUROPA PRESS - ARCHIVO

Sendas iniciativas surgieron en vísperas de las vistas de las demandas contra el sindicato

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El manifiesto que reclama la abolición de la prostitución y la ilegalización del Sindicato de Trabajadoras Sexuales (OTRAS) ha reunido más de 3.000 firmas de apoyo en 24 horas desde su lanzamiento, mientras que otro manifiesto titulado 'Nunca sin nosotras' que apoya su constitución suma ya más de 1.600 firmas.

Este último fue difundido un día antes, el lunes 12 de noviembre. En cualquier caso, sendas incitativas surgieron en vísperas de la celebración este miércoles en la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional de las vistas de las dos demandas presentadas contra este sindicato por parte de diferentes asociaciones, aunque finalmente solo se ha celebrado una que ha quedado vista para sentencia.

Las distintas posturas en el debate de la prostitución se han percibido precisamente a las puertas de la Audiencia Nacional, donde han coincidido representantes de distintas plataformas que están a favor y en contra de la ilegalización del sindicato OTRAS. Fue inscrito como tal el pasado mes de agosto, pese a que la propia Ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, reconoció que le habían metido "un gol por la escuadra" y que había sido un "error".

"Intentar echar para atrás un sindicato de unas trabajadoras que actualmente no tienen ningún derecho laboral, pues nos parece poco democrático y poco feminista, pero allá cada uno con su feminismo y sus creencias feministas", ha manifestado la secretaria general de OTRAS, Concha Borrell, en declaraciones a las periodistas.

Según ha explicado, OTRAS se constituye para reivindicar los derechos de las trabajadoras sexuales, "no solo" las que de dedican a la prostitución. Además, ha apuntado que las cifras de mujeres víctimas de trata que barajan los colectivos abolicionistas --"un 80% de las que ejercen prostitución-- están "lejos" de los datos "fiables" de la ONU, que habla de "una de cada siete, es decir, un 14%". "Sigue siendo una barbaridad, pero no olvidemos que los sectores abolicionistas reciben mucho dinero de subvenciones, así que cuanto más alzan las cifras más reciben", ha sentenciado.

"NOS JUGAMOS SER LA TAILANDIA DE EUROPA"

Por su parte, Charo Luque, de la plataforma 8M y por la abolición de la prostitución, ha pedido la nulidad de los estatutos del sindicato porque "la prostitución no puede estar enmarcada en un convenio colectivo, ya que es darle un plus al proxenetismo". "No sería propio de una sociedad democrática. No lo vamos a consentir", ha recalcado a los medios de comunicación, rodeada de feministas que expresaban su rechazo al sindicato. Una treintena de ellas se han concentrado ante la Audiencia Nacional con pancartas bajo el lema "No somos mercancía de políticos, proxenetas y puteros".

En declaraciones a los periodistas, Amelia Tiganus, integrante de feminicidio.net y superviviente de trata, ha rechazado la "diversión de algunos" y "el negocio de otros" a costa de los derechos de las mujeres. "Nos jugamos que España se convierta o no en la Tailandia de Europa", ha apostillado.

El manifiesto que rechaza la constitución del sindicato, firmado ya por más de 3.000 personas, según asegura la Plataforma Estatal de Organizaciones de Mujeres por la Abolición de la Prostitución en su perfil de Twitter. El escrito argumenta que la prostitución es "violencia machista" y va "contra la dignidad". "La legalización de la 'industria sexual' legaliza la desigualdad entre mujeres y hombres y legitima que sigamos siendo consideradas como objetos, mercancías a explotar", señala el texto.

A su juicio, "el feminismo ha sido abolicionista desde su raíz". "Sin embargo, hay una intención manifiesta de intoxicar haciendo creer que abolicionismo es lo mismo que prohibicionismo", recalca el escrito, para después incidir en que "si bien es cierto que algunos sectores del feminismo siguen sin declararse abiertamente abolicionistas, todo el movimiento está en contra, como no puede ser de otra manera, del proxenetismo".

"Si se reconoce la existencia de un sindicato de prostituidas como tal, se estará reconociendo que hay un tercero, legal, que las contrata para enriquecerse con su explotación" y eso es lo que es ilegal en España. Y según recalca, "es falso" decir que "ilegalizando el sindicato se está persiguiendo su organización colectiva" porque "existen asociaciones de "trabajadoras sexuales desde hace tiempo".

"El abolicionismo entiende que la prostitución es una forma violenta de opresión y explotación de millones de mujeres en todo el mundo", añaden, para después precisar que "la mayoría de las voces de mujeres que dicen ser libres para prostituirse no pertenecen a las mujeres migradas, que son las principales víctimas de trata y suponen el gran porcentaje de las mujeres prostituidas". En su opinión, en la prostitución hay "una violación y no ante una relación sexual libre y deseada".

1.600 FIRMAS CONTRA LA ILEGALIZACIÓN DE OTRAS

Esta iniciativa de feministas 'abolicionistas' se difundió un día después del lanzamiento de otro manifiesto partidario de su constitución de la organización OTRAS. El texto, titulado 'Nunca Sin Nosotras', está en contra la ilegalización de OTRAS y ha recopilado ya más de 1.600 firmas de apoyo, un día después de su lanzamiento. Lo ha firmado la directora de cine Isabel Coixet, varias activistas feministas, profesoras, abogadas, entre otras profesionales, y colectivos.

En él se reivindica que "no puede impedirse en ningún caso la organización libre y autónoma de colectivos de mujeres con el propósito de avanzar en derechos sociales y laborales básicos en condiciones de igualdad con el resto de la sociedad", entre otras cosas. "Lo que está en juego es el día a día de muchas personas que encuentran en el trabajo sexual su medio de vida sin la cobertura ni protección mínima de derechos", apunta.

"Entender que la sindicación de quien realiza trabajos sexuales favorece al proxenetismo es obviar un principio básico del derecho sindical, esto es, que la autoorganización de los trabajadores y trabajadoras sirve para limitar el poder de la patronal y especialmente a quien pretende aprovecharse y explotar a otros económicamente", recalca.

Según se defiende en el manifiesto, "privar del derecho fundamental a constituir sindicatos y afiliarse a ellos a las personas que prestan servicios en esta actividad supone un ataque frontal a un derecho democrático básico de nuestro sistema constitucional, que no debe estar sometido a la intervención previa de la administración en ningún caso". Asimismo, los firmantes reclaman que se "reconozcan la diversidad de argumentos y sensibilidades de este debate dentro del feminismo".

Inicialmente, en este manifiesto constaba la firma de algunos cargos públicos de Unidos Podemos, como es el caso de la senadora Pilar Lima, o la diputada Rita Bosaho. De hecho, la senadora reclamó la retirada de su firma, al tiempo que denunció una "caza de brujas". "Ni prohibiré el derecho a asociarse, ni apoyaré a los proxenetas que explotan", ha señalado a Europa Press.

Por otro lado, la diputada de Ciudadanos Patricia Reyes se ha adherido al manifiesto, al tiempo que otras diputadas y cargos de su partido ha mostrado su apoyo al mismo a través de Twitter.

Para leer más