20 de enero de 2020
  • Domingo, 19 de Enero
  • 14 de abril de 2010

    Más del 70% de los asesinatos machistas de 2010 se concentraron en los dos días siguientes a un crimen de este tipo

    En el primer trimestre del año se cometieron 10 agresiones graves y ninguno de los maltratadores llevaba un dispositivo GPS

    MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Más del 70 por ciento de los 19 asesinatos machistas perpetrados desde que empezó el año se concentraron en los dos días siguientes a un crimen previo de violencia de género, según explicó hoy el delegado del Gobierno en la materia, Miguel Lorente, tras ofrecer un balance del repunte de casos registrado en el primer trimestre del año que a su juicio, revela "una situación grave" aunque "no puede ser considerada una tendencia".

    En total, desde el 1 de enero y hasta el 13 de abril, 19 hombres han asesinado a otras tantas mujeres "porque así lo decidieron", aunque el recuento podría elevarse a 21 si la Delegación del Gobierno confirma que la muerte de una mujer en Zaragoza el pasado domingo es, "como parece", un caso de este tipo y que el asesinato registrado este miércoles en Madrid también responde a la violencia de género.

    En general, el volumen de casos ha ido en ascenso desde que comenzó el año, con tres casos en enero, cuatro en febrero (el único mes con menos víctimas de las registradas en 2009), seis en marzo y al menos seis confirmadas hasta el 13 de abril. En el mismo periodo del año pasado fallecieron siete mujeres menos y en enero no se produjo ningún homicidio de este tipo.

    Lorente destacó la elevada concentración de asesinatos experimentada en lo que va de año, cuando el 35,3 por ciento de los casos se produjeron un mismo día. Además, el 70,6% de los crímenes se cometieron a lo largo de los dos días siguientes a un homicidio machista, frente a la tasa registrada en 2009, cuando el 55,5 por ciento de los asesinatos tuvieron lugar en estas primeras 48 horas.

    Para el delegado del Gobierno, dado que el periodo analizado es "un tiempo reducido", los resultados del balance "no pueden ser considerados como una tendencia", porque en cuanto al número de casos de homicidio, la cifra mantiene "una situación cercana a la media".

    "Tenemos que mantener la confianza, la esperanza, el compromiso y la responsabilidad de ser conscientes de que podemos acabar con la violencia (...) y podemos conseguir todavía disminuir el número de homicidios con la prevención", señaló.

    SÓLO EL 15% HABÍA DENUNCIADO

    Lorente apuntó en cuanto a las denuncias, que se ha producido un descenso por encima del 30 por ciento: de las 19 muertes confirmadas de mujeres registradas este año, sólo en dos casos (15,8%) se había presentado denuncia previa, mientras que en 2009 el 45,5 por ciento de las fallecidas habían acudido a la justicia, aunque finalmente un nueve por ciento de ellas renunciaron al procedimiento.

    Sobre este asunto, citó una tesis doctoral publicada recientemente según la cual las mujeres maltratadas aguantan de media "cuatro años" la violencia de género antes de denunciar, un plazo que los primeros estudios fijaban en diez años, que más adelante se estimó en siete y que en la actualidad, se ha acortado en "una tendencia positiva, porque se va cuestionando al agresor".

    "Hay una sensación de que sólo ante determinada intensidad de la violencia ésta va a ser creída", lamentó Lorente, para incidir en que las mujeres "denuncian sólo cuando perciben que la situación es muy grave" como demuestra el hecho de que "cuando denuncian piden también una orden de protección".

    En este sentido, se refirió al entorno de víctima y agresor como posible factor condicionante, afirmó que "en ningún caso se puede minimizar la violencia" y lanzó un llamamiento para que las mujeres en esta situación, "no amenacen" con romper, sino que se asesoren y denuncien directamente, porque "el momento de más riesgo es cuando se cuestiona la continuidad de la relación".

    Además, volvió a referirse a la polémica sobre las denuncias falsas y afirmó que mermar la credibilidad de las mujeres perjudica su acceso a la justicia, al margen de que supone "mantener un debate abierto sobre circunstancias que no se reflejan en la realidad".

    UTILIZAR LOS RECURSOS

    Por otra parte, Lorente se refirió al hecho de que de los 3.000 dispositivos GPS facilitados por el Gobierno a los jueces para el seguimiento de los casos de maltrato "especialmente graves", sólo estén funcionando a 13 de abril 248, lo que en su opinión se debe a que los jueces están "faltos de formación e información" sobre el sistema.

    En total, desde el 1 de enero se han registrado 10 casos de agresiones graves por violencia de género, dos con arma de fuego, cuatro con arma blanca, tres con traumatismos y un cuarto por atropello. Aunque tres de las mujeres agredidas tenían orden de protección, en ningún caso se había impuesto el sistema GPS, como tampoco lo tenían las fallecidas este año que habían denunciado.

    "Si tenemos cerca de 3.000 dispositivos, que se utilicen cuando tengan que utilizarse", señaló Lorente, para incidir en que "si unas 500 mujeres están en situación de riesgo y hay 248 dispositivos en vigor, hay factores que están impidiendo que el recurso se utilice".

    Otro de los recursos sobre los que habló Lorente es el teléfono gratuito de atención al maltrato 016, que vio reducido el tráfico de llamadas en un 10,7 por ciento desde que empezó el año, lo que según el delegado, "se traduce también en una disminución del número de denuncias". En total se recibieron 15.212 llamadas frente a las 17.032 del mismo periodo un año antes.