26 de octubre de 2020
20 de mayo de 2008

México ve difícil que los países pobres aumenten su producción de alimentos

CIUDAD DE MÉXICO, 20 May. (Reuters/EP) -

Los países pobres deberán luchar para producir más grano y lidiar con la crisis mundial de alimentos, tras años de competir con los subsidios de los países desarrollados, que llevaron a parte de la población a abandonar sus cultivos, lo que será muy difícil, declaró ayer el presidente de México, Felipe Calderón.

Calderón reveló que trató acerca del alza en los precios de los alimentos con la canciller de Alemania, Angela Merkel, de visita en México, y prometió proteger a las familias más pobres, para quienes el maíz es la base de su dieta. El mandatario comentó asimismo que la habilidad de México para incrementar su producción de granos es limitada, dado que muchos productores abandonaron sus campos y emigraron a Estados Unidos en busca de empleo.

"Los países en desarrollo, particularmente el caso de México, afrontamos el problema de los subsidios en Estados Unidos y Europa y eso sacó de la competencia a muchísimos productores del campo mexicano", dijo Calderón. "Eso provoca que, cuando se ve este aumento en la demanda mundial de alimentos, la reacción del lado de la oferta no es igualmente rápida", agregó.

El presidente criticó también el uso de granos para producir biocombustibles, mientras que Merkel señaló que los países desarrollados debieron prever la crisis. En varios países pobres se han desatado protestas debido a los altos precios de materias primas como el arroz y el trigo. Además, Calderón manifestó que el Gobierno está inyectando dinero al sector agropecuario para incrementar la producción y apoyar a la población más pobre.

México prevé una cosecha récord de maíz en 2008 por segundo año consecutivo, dijo Calderón, pero esto no lo salva de las alzas de precios, una de los principales factores de preocupación en torno a la inflación. Grupos productores de tortilla han advertido por otra parte de que vendrá una fuerte alza en el precio de ese producto en México, donde la mitad de la población vive con 5 dólares o menos al día.