1 de diciembre de 2020
20 de diciembre de 2007

Narbona sortea las acusaciones sobre el Algarrobico y reitera que la expropiación sigue adelante

MADRID, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, explicó hoy, sobre la acusación vertida por Ecologistas en Acción ante una posible "connivencia" del Gobierno central, la Junta de Andalucía y la promotora del hotel de El Algarrobico (Carboneras, Almería) -Azata del Sol-- para el derribo parcial del inmueble, que el departamento que dirige hace "todo lo que está en nuestras manos" para zanjar este tema.

En declaraciones a Europa Press, Narbona explicó que el ministerio "sigue adelante" con un proceso expropiatorio que, según dijo, "sabíamos que iba a ser largo" pero eludió pronunciarse directamente sobre la acusación de la organización ecologista que considera que la Administración intenta legitimar un derribo parcial al propiciar que la Audiencia Nacional (AN) fije la zona de servidumbre de dominio público marítimo-terrestre en el paraje en tan sólo 50 metros.

La responsable de Medio Ambiente manifestó su respeto por las instancias judiciales después de conocer que Ecologistas va a interponer una querella criminal contra la arquitecto elegido al azar por la Audiencia y que la organización había criticado la actitud del Abogado del Estado, que, a su juicio y "en defensa de los intereses de Ministerio de Medio Ambiente", no rebatió "sus inciertas afirmaciones" y no mencionó el nivel de protección máxima del paraje.

"Yo respeto todos los juicios", señaló la ministra antes de recordar que su departamento ya ha planteado lo que "entiende" que es el precio justo de expropiación del inmueble y sus terrenos, ubicados frente a la playa de El Algarrobico, en la costa almeriense de Carboneras.

Por último, Narbona, que hizo estas declaraciones en el Congreso de los Diputados, a la salida de la última sesión plenaria ordinaria de la legislatura, en la que finalmente se aprobaron los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2008, aseguró despedirse de su sillón de ministra con la intención de regresar a él en el próximo periodo.

"Creo que hasta luego", dijo Narbona tras ser preguntada por si el término de la sesión suponía darle a su sillón de ministra en el hemiciclo un 'adiós' o solamente un 'hasta luego'.