3 de agosto de 2020
22 de julio de 2010

El Nobel de la Paz Desmond Tutu anuncia que abandonará la vida pública en octubre

JOHANESBURGO, 22 Jul. (Reuters/EP) -

El Nobel de la Paz sudafricano Desmond Tutu, que se convirtió en una figura mundialmente conocida por usar su púlpito como sacerdote anglicano para ayudar a poner fin al 'Apartheid', anunció este jueves que abandonará la vida pública el próximo mes de octubre para poder descansar y disfrutar de su familia.

"Ha llegado el momento de frenar", anunció Tutu en una rueda de prensa televisada a todo el país desde Ciudad del Cabo, precisando que dejará la vida pública en octubre cuando cumpla 79 años para poder "beber té por la tarde" con su mujer, pasar más tiempo con su familia y poder ver cricket.

Tutu, que abandonó hace más de una década su puesto de arzobispo de Ciudad del Cabo, ha creado una fundación pacifista, aconsejado a dirigentes políticos, formado parte de una organización de estadistas retirados de todo el mundo (The Elders, los ancianos) y sido un activo orador público. Recientemente se le pudo ver en algunos actos con motivo de la celebración en Sudáfrica del Mundial de fútbol.

Según explicó hoy, seguirá ofreciendo su apoyo a su fundación pero abandonará su puesto en una universidad sudafricana, su trabajo en una comisión de la ONU sobre la prevención del genocidio y no dará más entrevistas a la prensa. Tampoco abandonará su trabajo con 'The Elders'.

Su cargo en la Iglesia dio a Tutu una importante plataforma nacional desde la que criticar al sistema del 'Apartheid' y desde él pidió insistentemente igualdad de derechos y un sistema educativo común. Su forma de hablar directa provocó las iras del Gobierno blanco de Sudáfrica, que trató de impedir que viajara revocando su pasaporte. Esta medida tuvo que ser revocada tras una ola de críticas internacionales.

El reconocimiento internacional por su trabajo se hizo más notable en 1984, cuando fue galardonado con el Nobel de la Paz. Dos años después, se convirtió en el arzobispo de Ciudad del Cabo, el primer africano negro que ocupaba este puesto. Entretanto, la presión sobre el Gobierno sudafricano iba en aumento y las conversaciones entre los políticos y el Consejo Nacional Africano llevaron a la liberación en 1990 de su líder histórico, Nelson Mandela, y al fin de las leyes del 'Apartheid'.

Tras las elecciones nacionales, el nuevo presidente Mandela designó a Tutu en 1994 como presidente de la Comisión para la Reconciliación y la Verdad, el organismo encargado de examinar los abusos a los Derechos Humanos cometidos durante los años del 'Apartheid'.

Tutu explicó hoy que presentar a Mandela como presidente de Sudáfrica fue uno de los mejores momentos de su vida. "Le dije a Dios, 'Dios, si muero ahora, realmente no me importa'", indicó.