3 de agosto de 2020
18 de febrero de 2009

La ONG Prosalus pone en marcha hasta el día 25 en Toledo una exposición sobre los derechos en África

TOLEDO, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ONG Prosalus inaugura hoy en Toledo la exposición fotográfica 'Derecho a la alimentación, al agua y a la salud en África', que podrá ser visitada hasta el próximo día 25 de febrero, con el objetivo de "acercar una mirada positiva y ajena a tópicos sobre la realidad cotidiana de este continente y las conquistas diarias de sus ciudadanos para ver realizados sus derechos".

Esta exposición pretende mostrar escenas de la vida diaria de ciudadanos del continente africano y sus conquistas cotidianas para ver realizados sus derechos, ya que Prosalus considera que cualquier persona, por el hecho de serlo, independientemente de su raza, credo, sexo, nacionalidad, lugar de residencia, estado civil o cualquier otra circunstancia, tiene un conjunto de derechos que son universales, inviolables e inalienables, entre los que se encuentran el derecho humano a la salud, a la alimentación y al agua.

Las fotografías se organizan en tres grupos según su relación con el derecho al agua, a la alimentación o a la salud y se acompaña de un cuadernillo explicativo en el que se aportan numerosos datos sobre la realidad que enfrenta África hoy, informó en nota de prensa Prosalus.

Todas las imágenes de esta exposición respetan el Código de Conducta sobre imágenes y mensajes a propósito del Tercer Mundo suscrito por la Asamblea General de las ONG europeas de desarrollo en abril de 1989. La exposición estará en Toledo, en el Centro Social Santa María de Benquerencia y el horario de visita es de 10.00 a 20.00 horas.

FALTA DE RECURSOS

Según el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), "la privación de acceso al agua es una crisis silenciosa que experimenta la población pobre y que toleran aquellos con los recursos, la tecnología y el poder político para resolverla, sin embargo, es una crisis que está frenando el progreso humano, relegando a grandes segmentos de la humanidad a vivir en la pobreza, la vulnerabilidad y la inseguridad. Esta crisis se cobra más vidas a causa de las enfermedades que una guerra a través de las armas".

La falta de acceso a alimentos o a recursos para producirlos provoca que 963 millones de personas pasen hambre. Y según estimaciones de la ONU, unos 1.000 millones en todo el mundo todavía carecen de acceso a agua potable y 2.600 millones no tienen saneamiento adecuado.

"Sin alimentos, sin agua, es imposible gozar una salud mínima que nos permita una vida digna", por todo ello, Prosalus trabaja por la realización de los derechos al agua, a la alimentación y a la salud en varios países de África y América Latina.